Saltar el contenido

Jair Bolsonaro, ¿Víctima de una cacería de brujas dirigida por Lula?

Menos de 1 minuto Minutos

Jair Bolsonaro se encuentra, al igual que el presidente Donald Trump, en el ojo del huracán. En lugar de justicia, ambos se enfrentan a los caprichos de unos déspotas

El juez del Tribunal Supremo de Brasil Alexandre de Moraes ha autorizado el descubrimiento del secreto bancario y fiscal del expresidente Jair Bolsonaro. Esto le permitirá a la Policía Federal ver sus archivos como parte de la investigación iniciada por la presunta desviación y venta de obsequios oficiales durante su mandato. 

De Moraes ha decretado una medida extensiva a la esposa de Bolsonaro, Michelle. El objetivo es verificar si hay alguna evidencia de transacciones relacionadas con la venta de regalos. El juez también ha autorizado a la Policía a pedir a Estados Unidos que investigue estas cuentas, según el portal G1.

El escándalo ensombrece el entorno cercano a Bolsonaro, que comienza a orientar su discurso de cara a una posible inculpación. El abogado de Mauro Cid, elemento esencial para estas investigaciones, ya ha anticipado que su cliente aceptará declarar ante las autoridades que vendió joyas bajo pedido de Bolsonaro y que el dinero obtenido de estas transacciones se entregó al exmandatario. 

El Foro de Sao Paulo necesita sacar del camino a Bolsonaro 

Sin embargo, desde que Luis Ignacio Lula da Silva llegó al poder, el expresidente Bolsonaro se ha visto bajo la lupa de la justicia brasileña, la misma que permitió la salida de Lula tras verse salpicado por casos de corrupción, esos mismo funcionarios de la justicia que el comunista, amigo de tiranías como la venezolana y la cubana, colocó en las instituciones durante su anterior Gobierno. 

Jair Bolsonaro se encuentra, al igual que el presidente Donald Trump, en el ojo del huracán. El Foro de Sao Paulo está dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para sacarlo del paso, así como está haciendo la administración Biden en Estados Unidos con Trump, que hasta la fecha debe enfrentar 91 cargos y cuatro juicios. 

Deja tu respuesta