Saltar el contenido

Javier Milei responde a la pataleta del Gobierno y sus cómplices por su discurso de VIVA 24

Menos de 1 minuto Minutos

Milei en su cuenta de ‘X’: ‘Acá les dejo mis palabras en el VIVA 24 que tanto incomodan y que desesperan por ocultar’

Tras la pataleta institucional escenificada por Albares, a dúo con Borrell desde la UE, sobre el vehemente discurso antisocialista de Javier Milei en VIVA 24 tras semanas de recibir insultos desde el consejo de ministros, el presidente argentino ha respondido en ‘X’ con rapidez.

“Por más que algunos quieran tapar el sol con las manos para que no se escuche el grito de LIBERTAD, acá les dejo mis palabras en el VIVA 24 que tanto incomodan y que desesperan por ocultar… VIVA LA LIBERTAD CARAJO…!!!”, ha escrito en su cuenta de X’, donde enlazó su intervención.

La declaración textual de Milei en VIVA 24

“Las elites globales no se dan cuenta de lo destructivo que puede llegar a ser implementar las ideas del socialismo, porque lo tienen demasiado lejos, no saben qué tipo de sociedad y país pueden producir, qué calaña de gente atornillada al poder y qué niveles de abusos pueden llegar a generar. Digo… aún cuando tengas a la mujer corrupta, y se ensucie, y se tome cinco días para pensar”.

Milei aludió en el evento de VOX a los presuntos delitos de corrupción y tráfico de influencias que se le investigan a Begoña Gómez y a los cinco días de dejación de funciones de Sánchez, previos a un simulacro de dimisión que fue el comienzo del señalamiento a la prensa libre, a la oposición democrática y a los jueces que investigan casos que afectan al Gobierno.

La eterna hipocresía de la izquierda

Cabe reseñar la hipócrita sobrerreacción de una izquierda española, con el socialista Borrell de corifeo desde la UE, porque, según ellos, no se puede mencionar en un discurso a familiares de rivales políticos.

Se da la circunstancia de que quienes hoy claman a su cielo laico se han prodigado en la criminalización salvaje de familiares de rivales políticos, con indiferencia de que estos jamás hayan tenido problemas legales y, en caso de tenerlos, tratándolos de culpables sin existir veredicto.

Una criminalización más obscena, si cabe, porque los perpetradores aprovecharon el altavoz mediático de puestos ministeriales, la tribuna del congreso o la presidencia del gobierno.

Deja tu respuesta