Saltar el contenido

Jorge Javier Vázquez necesita dinero para ser la “María Pombo” de los gays

Menos de 1 minuto Minutos

Ahora que sale poco en la tele dice que se está “comiendo los mocos” porque no tiene anunciantes en Instagram para llenar sus bolsillos

Sigue en horas bajas, muy bajas, y eso es lo traslucen las últimas publicaciones del presentador de Mediaset, Jorge Javier Vázquez. Lleva unos días revoloteando por las redes ahora que sale poco en la tele y se le agotan los programas, pidiendo limosna en forma de campañas de comunicación en sus redes.

Está cansado, como dice, de comerse los mocos, porque él lo vale y no como otros que hacen sus campañas y se forran. Él sí que es especial, como dice, es un presentador único y el mejor para hacer cualquier publicidad, de lo que sea. No tiene escrúpulos. Lo sabemos pero él mismo lo ha reconocido.

“He hecho un sinfín de programas, aunque ahora hago menos. Y el motivo de este vídeo es que quiero hacer publicidad”, anuncia en Instagram. Ante la falta de oportunidades, ante la ausencia de empresas que quieran asociar su nombre a semejante persona, ha decido hacer frente a la situación de abandono con unas publicaciones audiovisuales en las que dice y se pregunta, entre otras, cositas: “Veo a muchísima gente que hace campañas de publicidad y me da muchísima envidia, lo paso fatal. Yo, ¿por qué no lo hago? ¿Por qué las marcas no me llaman?

Jorge Javier asegura que arrasaría con sus anuncios

Al presentador de Telecinco le repatea comerse los mocos mientras otros lo hacen muy mal pero ahí están, anunciando productos. Ahora, este hombre es experto en marketing. “Veo a mucha gente que no tiene ningún talento, que no tiene ninguna gracia, ni seguidores como yo”. En este sentido, ha sido contundente: “Yo salgo y arraso“.

Lo ha querido ejemplificar con la presentación de su perrita Cati. En la publicación en la que presenta a su mascota, el presentador ha acumulado muchas visitas. “Aquí tenéis la muestra del éxito”.

Sin filtros ni escrúpulos

Y para captar más la atención, el catalán asegura que no tiene filtros ni escrúpulos. Hará lo que haga falta para obtener ingresos por publicidad. “Por favor, aquellas marcas que otras no quieren hacer, yo lo hago. No tengo escrúpulos, no tengo remilgos”.

Además, ha urgido a las marcas que se pongan en contacto con él rápidamente ya que es una persona solicitada y su agenda se está llenando a una velocidad de vértigo: “Estoy esperando a participar para hacer un cameo en una serie muy conocida pero no puedo decir cuál”.

Resultados: cero

Y tras el llamamiento, resultados cero. Ante el fracaso, esta persona ha vuelto a llamar la atención de sus seguidores y empresas, porque él lo vale. “Ya tengo mi trayectoria. Con todo el cariño, no quiero que se ofenda nadie, yo intercambios no quiero. Me habéis ofrecido ponerme grifos en mi casa, clínicas para ponerme pelo, ponerme los dientes más grandes, pintarme la casa… Yo lo que quiero es dinero, si puede ser”. “Quiero ser la María Pombo de los maricas. Sin hijos, porque no tengo, o sea que tampoco aceptaría intercambios de biberones ni de leche. Eso ya me lo busco yo por mi cuenta…”

Así que, anunciantes, a por el chollo de visibilizar vuestras marcas con este presentador de Telecinco…

Deja tu respuesta