Saltar el contenido

La AN pregunta a las partes de la causa de los CDR sobre plantear la cuestión prejudicial al TJUE respecto a la amnistía

5 Minutos

La AN considera que amnistiar un supuesto terrorismo ‘que no viola derechos humanos’ es una ‘derogación tácita’ del Derecho de la UE

La Audiencia Nacional (AN) ha preguntado a las partes personadas en la causa de los violentos CDR si procede presentar una cuestión prejudicial al TJUE acerca de la amnistía de Sánchez ante las dudas de los magistrados respecto a que la norma pueda contravenir “gravemente” el derecho comunitario y suponer “una infracción patente” del mismo.

Con carácter previo se traslada la decisión a las partes para que en el plazo de tres días aleguen lo que estimen oportuno acerca de plantear una cuestión prejudicial comunitaria.

La AN detalla en su auto que la amnistía sólo excluye las formas más graves de terrorismo, en contradicción con la Directiva que afirma que todos los actos de terrorismo son de extrema gravedad.

Los juristas consideran que “que existen serias dudas acerca de si la distinción entre terrorismo de ‘baja intensidad’ y resto de terrorismo, pueda compaginarse con el Derecho de la UE, pues los textos comunitarios no establecen ninguna distinción, y la lógica que dimana de las normas europeas impone que toda forma de terrorismo es de extrema gravedad y, en consecuencia, no debería ser objeto de amnistía ni de perdón”.

La acusación subraya que los imputados tenían explosivos para cometer atentados

En un auto en que los magistrados responden a una cuestión de previo pronunciamiento, explican que en la causa de los CDR se investigan hechos que las acusaciones tipificaron como 12 delitos de pertenencia a organización terrorista, 8 de tenencia, depósito, así como fabricación de sustancia o aparatos explosivos e inflamables de carácter terrorista y otros 8 de estragos de carácter terrorista en grado de tentativa.

La AN indica que desde el punto de vista temporal y objetivo los hechos entrarían en el ámbito de aplicación de la amnistía, porque se perpetraron entre el 1 de noviembre de 2011 y el 13 de noviembre de 2023 y están vinculados al separatismo. Sin embargo, la AN no comparte con las defensas que dichos actos no figuran en la Directiva UE2017/541 del Parlamento Europeo relativa a la lucha antiterrorista y que la amnistía recoge como causa de exclusión de los actos que por su finalidad pueden calificarse de terrorismo según esta Directiva.

Posible ‘derogación tácita’ del Derecho de la UE por la amnistía de Sánchez

Tras analizar la amnistía y la Directiva de la UE, los magistrados muestran “serias dudas” acerca de si la amnistía, en su artículo 2, al excluir solamente determinadas formas de terrorismo (las que hayan causado ‘de forma intencionada graves violaciones a los derechos humanos’), y en particular, los que se recogen en los artículos 2 y 3 del Convenio Europeo, “ello no suponga, en cierta forma, una derogación tácita de una parte esencial de la Directica comunitaria y en definitiva esté en contra de esa voluntad del legislador comunitario”.

El ‘terrorismo que no viola gravemente derechos humanos’ de la amnistía de Sánchez

Para la AN, la propia amnistía resulta “en cierta forma contradictoria” por excluir actos con finalidad terrorista según la Directiva antes citada 541/2017 y “a renglón seguido, el legislador establece una limitación a esta exclusión y, lo que es peor aún, en contra del propio texto normativo comunitario, pues considera y estima pertinente que no todos los actos con finalidad terrorista descritos en la Directiva queden excluidos de la amnistía, sino solamente aquellos que supongan una violación grave de los derechos humanos, en particular los que atenten contra el derecho a la vida”.

Sin embargo, añade la AN, que la amnistía de Sánchez “ampare y puedan ser objeto de perdón otras formas de terrorismo (quizás pensando en lo que de forma eufemística se ha llamado ‘terrorismo de baja intensidad’, como si en terrorismo se pudiera catalogar uno de alta intensidad y otro de baja intensidad), forma de terrorismo que también pueden constituir acciones graves como puedan ser la pertenencia a una organización terrorista, la fabricación y tenencia de explosivos o la tentativa de delito de estragos (infracciones de las que se acusa a los procesados en el presente procedimiento)”.

El Derecho de la UE no distingue entre terrorismo de ‘alta o baja intensidad’ como la ley de Sánchez

La AN entiende que “Limitar la exclusión de la amnistía a las violaciones más graves de derechos humanos en materia de terrorismo es contrario a lo que un Estado de Derecho debe perseguir siempre, la erradicación de toda forma de terrorismo”.

El Tribunal considera que la amnistía incurre en una “grave indefinición e inconcreción” en su articulado al no especificar claramente ni describir qué actos pueden constituir violaciones graves contra los derechos humanos, “y especialmente no se señala de manera clara y sin que haya lugar a dudas cuál es el límite en el que ha de establecerse la gravedad de la infracción o la violación del derecho a la vida o la integridad física para que se pueda considerar como susceptible de ser amnistiado o no ser susceptible de ello”.

‘Merma importante para la seguridad jurídica’

Una norma como la amnistía, precisan los magistrados, debe tener una aplicación restrictiva en contra de lo que pueda pensarse, habida cuenta de su ámbito de aplicación y los efectos que se derivan de ello.

“No concretar de manera clara y rotunda qué actos con responsabilidad penal (en nuestro caso) han de excluirse en una materia tan sensible como es el terrorismo es una merma importante para la seguridad jurídica“ y “puede ser contraria al espíritu de Derecho de la UE” añade la AN.

Por todo ello, la AN concluye que el asunto debe someterse al TJUE al amparo de lo dispuesto en el Tratado de Funcionamiento de la UE, y de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica del Poder Judicial “con el fin de que se aclaren las cuestiones y dudas que tiene los magistrados”.

Deja tu respuesta