Saltar el contenido

La Asociación de Inspectores de Hacienda advierte que la ‘plena soberanía fiscal’ catalana disparará el fraude

Menos de 1 minuto Minutos

La IHE añade que la cesión que exige ERC a Sánchez sólo es posible traspasando todos los medios materiales y humanos de la AEAT a una ‘Agencia Tributaria Catalana’

La Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) ha advertido este lunes de las consecuencias negativas que implica la exigencia a Sánchez de los separatistas de crear una financiación especial a la carta que incluye la cesión del 100 % de los impuestos recaudados en la región -lo que llaman los separatistas ‘plena soberanía fiscal’- y la desaparición de la AEAT en Cataluña.

En palabras de Aragonès, presidente en funciones de la Generalidad por ERC, exige al Gobierno socialista “un modelo singular como País Vasco y Navarra, ni más ni menos”, consistente en quedarse “las llaves de la caja” y repartir un cupo acordado con el Estado Central.

De producirse la nueva cesión de Sánchez a cambio del apoyo para mantenerse en Moncloa, la Asociación advierte que supondrá el fraccionamiento de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), el deterioro de la lucha contra el fraude fiscal y conllevará una sustancial merma de los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos, tales como la gestión de ciertas ayudas o las devoluciones del IRPF. 

Desde IHE observan “con enorme preocupación los peligros que pueden conllevar decisiones desacertadas que se adoptan por motivos políticos, diferentes al logro de una mejor y más eficiente Administración, con el peligro de adoptarse sin posibilidad de retorno“.

Según la nota de prensa divulgada este lunes por la IHE, la pretendida independencia fiscal no está contemplada ni en la Constitución, ni en el propio Estatuto de Autonomía de Cataluña, ni en la LOFCA, y conculca los principios de igualdad (art. 14 de la CE), de prestación de servicios mínimos esenciales y de solidaridad. (art. 158 de la CE).

La Generalidad se queda con los medios materiales y humanos de la AEAT en la región

Desde el punto de vista organizativo, la Asociación considera que la propuesta de la Generalidad sólo es realizable si se traspasan todos los medios materiales y humanos de la AEAT a la Agencia Tributaria Catalana (ATC), lo que conlleva la desaparición de la AEAT en Cataluña.

El plan propuesto por el Gobierno catalán, de ERC, supone tener plena capacidad normativa en todos los impuestos y procedimientos tributarios, traspasar la gestióm y recaudación de los impuestos generados en Cataluña, y disponer de la totalidad de los recursos impositivos provenientes de estos tributos.

Cambiar la legislación del resto de autonomías para acomodar la excepción catalana

Además, proponen, como fórmula legal para hacerlo, la aprobación de una nueva Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA) en la que se contemplará esa cesión de tributos como una delegación de competencias del Gobierno español al Gobierno regional catalán.

Por último, la Asociación reitera la advertencia sobre las negativas consecuencias de fragmentar la gestión y recaudación de los impuestos, en la lucha contra el fraude fiscal, y en su función vertebradora de determinadas ayudas sociales del Estado, produciendo graves perjuicios en estos servicios que la AEAT presta a los ciudadanos.

Deja tu respuesta