Saltar el contenido

La Audiencia Nacional admite la personación del Servicio de Salud de Baleares en el ‘caso PSOE’ de cobro de mordidas por la venta de mascarillas

Menos de 1 minuto Minutos

El Servicio de Salud de Baleares ‘ostenta la cualidad de perjudicado por el daño patrimonial’ que puedan haber provocado los delitos investigados

La Audiencia Nacional (AN) admite la personación del Servicio de Salud de Baleares como perjudicado en la causa del ‘caso PSOE’ de corrupción por el cobro cobro de comisiones ilegales por la venta de mascarillas fake durante la pandemia.

En concreto, la Sala de lo Penal de la AN ha estimado un recurso del abogado de Islas Baleares para que pueda personarse como acusación particular el Servicio de Salud de Baleares en la causa del ‘caso PSOE’ de cobro de mordidas en compras de material sanitario defectuoso por parte de Ejecutivos autonómicos y ministerios dirigidos por socialistas.

La AN revoca la denegación del juzgado de instrucción del ‘caso PSOE’

“Este Tribunal entiende que el Servicio de Salud de la Comunidad de las Islas Baleares ostenta la cualidad de perjudicado por el daño patrimonial que pudiera haberse irrogado por los delitos que se investigan, sin perjuicio de los que resulte finalmente de la investigación”, concluye el auto de la AN.

El término jurídico ‘irrogar’ se refiere al acto de atribuir responsabilidad o culpar de los daños o perjuicios causados.

Con este auto, la Audiencia Nacional revoca la decisión del Juzgado que instruye este procedimiento, en la que había denegado la personación al Servicio de Salud Balear, porque el expediente de contrato de las mascarillas se había financiado con cargo a fondos de la Unión Europea.

La AN explica que, tal y como pone de manifiesto la documentación aportada por la entidad recurrente, se ha retirado la cofinanciación del fondo FEDER del expediente, por lo que el gasto finalmente lo ha efectuado el gobierno Balear, que ha pagado el importe de las dos facturas a la entidad Soluciones de Gestión por el suministro del material.

Deja tu respuesta