Saltar el contenido

La comunidad Otaku crece en España más allá del manga y del anime

Menos de 1 minuto Minutos

Se los conoce como los frikis de la subcultura japonesa pero se cuentan por miles que participan cada fin de semana en eventos y convenciones

No es solo ser una persona obsesionada con los cómics orientales (manga) o dibujos animados japoneses (anime). La palabra OTAKU implica muchas más cosas y su significado difiere en cierta manera del significado original japonés.

El movimiento Otaku está en plena expansión en todo el mundo y en España principalmente como hemos podido comprobar desde LA BANDERA con nuestra presencia en la recién finalizada Japan Weekend de Madrid, celebrada en Ifema.

El mundo otaku nos lleva a realizar viaje cultural pero dentro de subcultura japonesa que sigue copando el ocio y el entretenimiento de jóvenes pero también de miles y miles de adultos en nuestro país. Realmente, parece una locura irreal pero a tenor de la vivido, es una realidad muy visible.

Orígenes del término “otaku”

La palabra “otaku” proviene del japonés y, originalmente, era una forma formal de referirse a la casa de otra persona o a la propia familia. Con el tiempo, su significado evolucionó para describir a una persona que tiene un interés intenso, a menudo obsesivo, en un hobby en particular (maquetas, videojuegos, música, postales, sellos…). En el mundo occidental, en nuestro mundo, un otaku es un individuo al que le gustan diversos rasgos de la cultura japonesa. El término otaku se ha asociado comúnmente al friki de lo japonés, especialmente al coleccionista de manga y de películas anime.

La cultura otaku ha sido estigmatizada en numerosas ocasiones, retratándola como una obsesión poco saludable. Sin embargo, ser otaku, en esencia, significa ser apasionado y dedicado y como decíamos, en nuestro caso, a la subcultura japonesa principalmente derivada de las películas de animación y de los cómics orientales (sobre todo japoneses aunque ahora también proliferan los coreanos).

Macro comunidad en España

El otuku integra en España toda una macro comunidad que se extiende por cualquier punto de nuestra geografía. Muchos otakus contribuyen de manera significativa a la comunidad fan, ya sea a través de fanarts, fanfics, cosplays o incluso organizando eventos y convenciones. Os aseguramos que hay miles al cabo del año solo en España.

Por otro lado, el término otaku se usa para nombrar a una tribu urbana que engloba a quienes son verdaderos fanáticos del anime, el manga, el cosplay, etc. En estos casos, la mayoría de las actividades de los otakus giran en torno a la cultura japonesa, e incluso suelen disfrazarse como sus personajes favoritos. Comparten la particularidad de reunir a adolescentes y jóvenes que tienen un cierto interés en común y que desarrollan un sentido de pertenencia al conjunto. De este modo, todos los miembros de la tribu se visten de manera similar, comparten una jerga.

Se espera de un auténtico otaku que disfrute de varios aspectos de la cultura japonesa, pero también que divulgue, comparta y aporte con su especial talento a creaciones artísticas de origen japonés. Por ello, entre las actividades comunes de los otakus pueden encontrarse la adquisición de artículos comestibles provenientes de Japón en tiendas especializadas (cada vez encontramos en nuestras calles más restaurantes de índole oriental y japonés), la compra de utensilios y prendas de vestir tales como palillos y gorros con orejas, las reuniones con otros otakus para intercambiar todo tipo de información de su país favorito y el cosplay.

Los cosplayers

Y efectivamente, nos centramos en los cosplayers, un término que identifica plenamente a los otakus. Se trata de aquellas personas que se disfrazan y personifican a sus personajes favoritos ya sea a título privado, público o en escena dentro de los cientos de concursos que se organizan en todo el mundo.

El cosplay (deriva de las palabras inglesas costume play, que pueden traducirse como obra de disfraces) es una moda que invita a sus participantes a disfrazarse de sus personajes favoritos, o bien a representar diferentes ideas a través de su vestimenta.

Existen en varios países concursos de cosplay que resultan muy atractivos; la confección de los trajes y los accesorios puede tomar mucho tiempo y dedicación. Y entre los concursos más importantes se destacan el World Cosplay Summit, en Japón, y el Yamato Cosplay Cup, en Brasil.

La influencia global de la cultura otaku 

Hoy en día, ser otaku ya no se limita a Japón. Con la globalización y la fácil accesibilidad del anime y el manga a través de plataformas de streaming y publicaciones traducidas, la cultura otaku ha encontrado seguidores en todo el mundo como en España. De hecho en nuestro país existen plataformas específicas y no solo una, similares a Netflix pero solo con contenido específico japonés.

Festivales, convenciones y tiendas especializadas se pueden encontrar en casi todos los continentes, evidenciando la influencia y el alcance de esta subcultura.

En España se organizan cada fin de semana eventos como los cientos de salones manga y anime que se celebran en toda la geografía (Salón Manga de Barcelona, el más destacado quizás) la Japan Weekend (que tienen lugar en Madrid, Bilbao, Barcelona o Alicante), Mangafest de Mérida, Salón Otaku de Salamanca, Salón de Cultura Japonesa de Lorca, Market Freak de Torrelavega…

Ser otaku por ello va más allá de simplemente ver anime o leer manga; es ser parte de una comunidad global que comparte una pasión.

Seguramente, tú que me lees, más allá de ser un fan del manga o del anime, eres un auténtico otaku que disfrutas cada fin de semana en los eventos que se organizan en nuestras ciudades con alguno de tus disfraces, o incluso te atreves con el cosplay…

Deja tu respuesta