Saltar el contenido

La Corte Suprema exige a los fiscales responder a Trump en una semana sobre la pausa del juicio del 6E

Menos de 1 minuto Minutos

La Corte Suprema ha emitido una orden que otorga al fiscal especial Jack Smith un plazo máximo de una semana para responder a la solicitud del expresidente Donald Trump de suspender su juicio federal programado para el 6 de enero.

Según la orden, Smith debe presentar su respuesta a la moción de emergencia de Trump antes del próximo martes a las 4 pm. La moción busca pausar el caso para permitir la apelación ante el Tribunal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia y, en última instancia, ante la Corte Suprema, impugnando el fallo que rechaza desestimar los cargos con base en la inmunidad presidencial.

A diferencia de algunos casos recientes, el plazo de respuesta otorgado a Smith no es tan rápido, lo que brinda la oportunidad de examinar con mayor detenimiento la cuestión de la inmunidad presidencial de Trump. Esta determinación podría tener un impacto significativo en la fecha del juicio contra el expresidente.

Es importante recordar que la fecha inicial del juicio era el 4 de marzo, y Smith ha dejado claro su deseo de llevar a Trump rápidamente a juicio para evitar la posibilidad de que regrese a la Casa Blanca y pueda otorgarse un perdón o instruir al Departamento de Justicia a abandonar el caso.

La solicitud de Trump

El escrito presentado por los abogados del candidato republicano solicita la intervención de la Corte Suprema, argumentando que la afirmación de que “los presidentes cuentan con inmunidad absoluta frente al enjuiciamiento penal por sus acciones oficiales” plantea una cuestión inédita, compleja y de gran importancia que merece un análisis detenido durante la apelación.

Además, los abogados del expresidente destacan que la prisa de Smith por llevar a cabo el juicio evidencia que el caso contra Trump tiene motivaciones políticas. El documento señala: “Llevar a cabo un juicio penal de un mes de duración contra el presidente Trump en plena temporada electoral. Perturbará radicalmente la capacidad del presidente Trump para hacer campaña contra el presidente Biden, que parece ser el objetivo central de las persistentes demandas de celeridad del fiscal especial”.

Deja tu respuesta