Saltar el contenido

La crisis de credibilidad y reputación de ‘Lo País’ está en pleno apogeo

Menos de 1 minuto Minutos

Echan a Savater, el académico Félix de Azúa se marcha y el presidente Bukele ridiculiza al periódico que se ha “arrodillado” ante el Sanchismo

Ha vuelto a ser trending topic en las redes sociales ‘Lo País’ y no es la primera vez, aunque esta ha sido más notoria de mano del presidente de El Salvador, Nayib Bukele, reelegido con el 85 por ciento de los votos.

Y es que a los periodistas de El País, ‘Lo País’ para gran parte de la sociedad internacional, están muy preocupados por esta reelección, cuestión que llegaba hasta el propio presidente Bukele que no dudó, en dos ocasiones, en ridiculizar al que fuera periódico español más leído en otros lejanos tiempos.

El diario del grupo Prisa (que sigue en tendencia descendente; el pasado año entró en una nueva crisis de liquidez y sus responsables están muy nerviosos) preguntaba al presidente salvadoreño si están sustituyendo allí la democracia. Bukele respondió abiertamente que “es la primera vez que hay democracia en El Salvador y lo dice el pueblo, no Lo País”.

Fueron casi las primeras palabras del reelegido presidente de El Salvador cuando aún no había datos oficiales, pero los oficiosos le otorgaban un 80 por ciento de apoyo, algo que no ha gustado a la autodenominada prensa progresista española, molesta ante las medidas que el país latinoamericano está tomando para garantizar la seguridad y hacer frente a las pandillas criminales terroristas, las maras.

La respuesta de Bukele fue épica, un zasca en toda regla que se volvió a repetir un par de días después. “La definición de democracia es demos y kratos, el poder del pueblo, no lo que dice la élite, la ONG, o el periódico Lo País”. El pueblo “pidió un régimen de excepción y la política de seguridad del presidente, si el pueblo salvadoreño quiere esto, ¿por qué va a venir un periodista español a decirnos lo que los salvadoreños tenemos que hacer? ¿De qué democracia habla? Él habla de la democracia que le dicen sus jefes allá en España. Pero eso no es democracia”.

Lo País y los derechos humanos

Y es que para Lo País, el presidente Bukele, aun obteniendo un respaldo amplísimo, “pisotea los derechos humanos y hostiga a los medios que no comulgan con su política de seguridad”. Por ello, El Salvador es el país con más tasa de encarcelamiento y “donde la deriva hacia el autoritarismo es cada día más evidente”.

Los periodistas de Lo País están muy molestos con Bukele por recordarles que El País ya no es El País. Para la ultraizquierda mediática española, es una “actitud que demuestra su escasísimo aguante ante las preguntas de la prensa independiente. Ante este deterioro de la convivencia democrática, es necesario que la comunidad internacional mantenga y aumente la presión sobre Bukele”.

Paralelamente a estas opiniones, Lo País sigue apoyando la Sanchosfera en todo lo relacionado con la Amnistía, los pactos con independentistas, separatistas y proetarras…

Lo País y la Sanchosfera

Pero El País se volvió Lo País desde que Sánchez instauró la Sanchosfera. Entonces, usurarios de las redes sociales bautizaron al periódico como lo que sigue siendo ahora (pero ahora de manera más intensa): Lo País, que sigue entrando en una crisis reputacional extraordinaria después de los últimos acontecimientos.

Muchos lectores, hace cerca de cuatro años, reclamaron el cambio de denominación. El periódico “no es digno de llamarse El País”. “Esto no es un periódico serio. Esto es un periódico de agitación y de fake news”.

Como relató El Confidencial en esos momentos, “los periodistas de El País están hartos de que se denomine de esta manera al medio en el que trabajan. Creen que se está generando una imagen del periódico que no es la correcta y es una burla”. De hecho, Pablo Linde, en septiembre de 2020 pidió bloqueo total a todo aquel usuario de redes que osara calificar el País como Lo País.

Poca reputación, menos prestigio

La crisis de reputación, económica y de prestigio del periódico se acentuó hace una semana ante la salida de Félix de Azúa, académico de la RAE con la silla H desde el año 2015, doctor en filosofía, catedrático de estética y literato con mayúsculas. Ha dejado de escribir en Lo País en solidaridad con su gran amigo Fernando Savater, confundador del periódico, ahora expulsado de Lo País por sus opiniones que, por lo visto, están demasiado cerca de la Fachosfera.

Félix de Azúa atribuyó su salida de Lo País porque este periódico está “en manos de grupos extraordinariamente radicales, muy autoritarios”. Señaló que no quiere pertenecer a un club que no deja entrar a uno de sus mejores amigos”.

El abandono del barco que se hunde de Azúa no es baladí. Escribía allí desde 1976. Ahora, “nadie sabe en realidad quién dirige ese periódico”. Cuestiona el poder real que pueda tener la actual directora, Pepa Bueno, y considera que quien mueve los hilos y a los periodistas en la sombra es expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Lo País, secuestrado por “feministas radicales”

El catedrático de Estética se muestra muy crítico con los que “no soportaron que Fernando Savater expresara una opinión que no era del gusto de la empresa”, ni de “Zapatero y seguramente del grupo”, secuestrado por “feministas radicales que mantienen un régimen de terror dentro de la redacción”. Para el escritor, Lo País “está arrodillado” al Sanchismo y a un presidente que “no admite en absoluto la menor oposición”. Por ello, hoy Lo País “carece de credibilidad”.

Además, ayer Félix de Azúa realizada nuevas y contundentes declaraciones: “La verdadera ultraderecha es la izquierda española que es nacionalista y separatista”. Y respecto a Sánchez, ha apuntado que es el peor presidente de la política española. Lo ha calificado de “psicópata que ha ocupado un sillón al que no le importan la cultura, la justicia, la libertad ni la democracia”. “Sánchez es el Papa con obispos subalternos que hinchan el pecho, pero son empleaditos. Sánchez se va a convertir en un dictador latinoamericano. Su modelo es Chávez”.

Y su periódico… Lo País.

Deja tu respuesta