Saltar el contenido

La DGT se gasta más de 1 millón de euros en 15 nuevas cámaras de vigilancia

Menos de 1 minuto Minutos

Se trata de ‘superradares’ que estarán incorporados dentro de los coches pero también podrán ubicarse en el exterior sobre un trípode

De cara a este verano, la Dirección General de Tráfico (DGT) está dispuesta a pillar a cualquier hijo de vecino ante la comisión de infracción alguna, por pequeña que sea. Por ello, va a incorporar nuevos radares (y no son los primeros este año 2024).

Recientemente el Boletín Oficial del Estado ha anunciado que la DGT ha adquirirlo 15 nuevos radares la empresa Tradesegur con el fin de que sean utilizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. 

El objetivo oficial: reducir los accidentes y, por lo tanto, el número de víctimas mortales que se producen anualmente en las carreteras españolas. Estas 15 cámaras de vigilancia han costado un total de 975.000 euros, a lo que habría que sumarle el IVA. Así, el precio alcanzaría los 1.179.750 euros.

Otros consideran que el objetivo de esta importante inversión es la de recuperarla cuanto antes con denuncia, una tras otra, por infracciones sobre todo por exceso de velocidad, ubicándolas en esos tramos donde se dan con frecuencia estos ‘excesos’ de los conductores. 

Radares de última generación

Los radares de Tradesegur incluyen: un sensor, flash, sujeciones, cámara fotográfica, trípode, una unidad procesadora y una tablet. Esto les permite estar incorporados dentro de los coches de la Guardia Civil de forma fija o, por el contrario, funcionar con un trípode en el exterior.

Como recalca la prensa especializada, Tradesegur es una empresa que ofrece los radares más avanzados del mercado. Y teniendo en cuenta que están previstos para autopistas, “podemos afirmar que serán mucho más precisos

De hecho, su tecnología innovadora les permite controlar hasta un total de seis carriles a la vez. Es decir, no solo controlan el carril en el que están posicionados, sino que pueden abarcar toda una autopista de, como máximo, seis carriles”. 

Por ello, estos nuevos radares serán los primeros capaces de vigilar a vehículos de ambos lados o, lo que es lo mismo, del sentido contrario. Y es que estos ‘superrradares’ se encargarán de medir y registrar la velocidad a la que circulan todos los vehículos en la carretera, con el fin de determinar si exceden o no los límites de velocidad establecidos. 

En el caso de que se detecte una infracción, se le informará al conductor mediante un archivo digital encriptado y a prueba de falsificaciones.

Otro aspecto clave de estos nuevos radares, tal y como se indica en el informe presentado por Tradesegur, es que podrán distinguir entre vehículos pesados y ligeros.

Nuevos cambios en carretera para 2025

Pero hay más, porque la DGT ha afirmado que traerá nuevos cambios que se implementarán a partir del próximo verano de 2025. Ana Blanco, subdirectora de circulación de la DGT, ha explicado cuáles serán algunas de estas medidas. 

La primera de ellas es la prohibición de adelantar con mal tiempo o mala visibilidad.

La segunda medida afirma que los conductores serán obligados a circular por el carril derecho con el fin de facilitar el paso.

Asimismo, se ha dado a conocer que la DGT comenzará a utilizar motoristas camuflados para detectar las imprudencias de los conductores en aquellas carreteras con mayor concentración de accidentes. 

Por otro lado, como ya adelantamos en LA BANDERA, será obligatorio que todos los nuevos vehículos que se comercialicen incorporen sistemas de seguridad y ayuda a la conducción (ADAS). 

Deja tu respuesta