Saltar el contenido

La fiscal pide amnistiar a 12 CDR detenidos con explosivos que preparaban atentados

3 Minutos

Según la teniente fiscal, como la célula no llegó a atentar, ‘no hubo lesión a la vida, ni a la integridad física, ni daños psíquicos o morales’

La Fiscalía ha defendido este jueves la aplicación de la amnistía a los 12 procesados por terrorismo en la Audiencia Nacional, integrantes de los ‘Comités de Defensa de la República (CDR), detenidos en el marco de la ‘operación Judas’ cuando preparaban atentados con explosivos.

Encausados por delitos de pertenencia a organización terrorista, tenencia, depósito y fabricación de sustancias o aparatos explosivos e inflamables de carácter terrorista y estragos en grado de tentativa, para la teniente fiscal Marta Durántez deben amnistiarse, porque no causaron “ninguna lesión” grave de los derechos humanos.

Álvaro García Ortiz apartó de la vista al anterior fiscal encargado del caso, que el pasado noviembre pidió un total de 248 años de cárcel para los 12 CDR y se negó a pedir la amnistía. En su lugar, García Ortiz escogió a la teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Marta Durántez, para solicitar el borrado de los delitos de los procesados.

Presunto terrorismo que no viola gravemente los derechos humanos

Durántez, en la línea del fiscal general nombrado por Sánchez, afirma que la amnistía “no ofrece género de dudas”, porque los delitos de terrorismo se excluyen si causan “únicamente cuando hayan causado intencionadamente graves violaciones de derechos humanos”.

Según la teniente fiscal “no se produjo ninguna lesión de los derechos invocados: no hubo lesión a la vida, ni a la integridad física, ni daños psíquicos o morales“.

Como el objeto de la acusación es “la tenencia de explosivos y un delito de estragos en tentativa”, añade, y “los acusados no llegaron a materializar ni a ejecutar ninguna de las conductas”, si su intención era matar o herir a alguien “es un hecho que no llegó a producirse”.

En consonancia con el ministerio público, las defensas de los encausados consideran que sus delitos no implicaban una “grave violación de derechos humanos” y que se les procesó “por su ideología, porque no mataron ni hirieron a nadie, ni se concretan los estragos que causaron los CDR.

Otro de los letrados, en declaraciones recogidas por ’20 minutos’ omite la tenencia de explosivos de los procesados para centrarse en que “no ha habido ninguna destrucción, ni queda claro que hubiera un objetivo”.

‘Organización terrorista’ que preparaba ‘atentados contra objetivos previamente seleccionados’

Los CDR están procesados en el marco de la ‘operación judas’, que culminó con la desarticulación de una célula radicalizada separatista que se autodenominaba ‘equipo de respuesta táctica’ y que ya disponía de explosivos.

El juez señaló en su momento que los procesados forman parte de “una organización terrorista de carácter clandestino y estable, cuyo objetivo sería llevar a cabo acciones violentas o atentados contra objetivos previamente seleccionados”.

Los atentados se planearon como respuesta a la sentencia del procés y por el segundo aniversario del referéndum ilegal de 2017. Antes de la amnistía de Sánchez a cambio de su investidura, la propia fiscalía solicitaba penas de hasta 27 años de cárcel.

Los procesados son Eduard Garzón, Esther García, Sonia Pascual, Queralt Casoliva, Germinal Tomás, Alexis Codina, Jordi Ros, Rafael Delgado, Ferrán Solís, Xavier Buigas, David Buidra y Clara Borrero.

Deja tu respuesta