Saltar el contenido

La Plataforma Denaria alertará en el Congreso sobre el deseo del Sanchismo de eliminar el dinero en efectivo

Menos de 1 minuto Minutos

“Cualquier sociedad avanzada debería preservar el acceso al efectivo como bastión de los derechos y libertades fundamentales”

La Plataforma Denaria es una asociación que congrega los intereses conjuntos alrededor de la defensa del dinero en efectivo y que busca alertar sobre los riesgos de limitar el efectivo como método de pago, así como poner en valor la moneda como una alternativa barata, segura, sostenible y cercana para efectuar transacciones de todo tipo.

Las empresas socias de la Plataforma Denaria son: Trablisa, Eurodivisas, Sicpa, Loomis, Giesecke + Devrient, Prosegur Cash, Gunnebo y Euronet. El popular Javier Rupérez es su actual presidente.

Para Denaria, el dinero en efectivo es un importante método de pago para los ciudadanos, “es la moneda de curso legal que facilita la inclusión financiera de todos los colectivos y segmentos de la población de forma equitativa”.

Y además, es un “símbolo de libertad y garantía de privacidad ante la injerencia de organizaciones y corporaciones en los datos personales de los individuos”. El efectivo es, además, “la única alternativa de pago en situaciones de catástrofes naturales, ciberataques o cualquier incidencia tecnológica, una reserva de valor para los ciudadanos segura frente a estafas y ciberdelitos”.

Sueños húmedos del Sanchismo

Por ello, “cualquier sociedad avanzada debería preservar el acceso al efectivo como bastión de los derechos y libertades fundamentales frente a los riesgos de exclusión financiera, desatención de colectivos vulnerables o ante situaciones de emergencia”.

Sin embargo, el sueño húmedo (desde el punto de vista económico) del PSOE, del Sanchismo y por ende de Pedro Sánchez desde que llegara al poder, y que quiso aprovechar en pandemia, es la eliminación total del dinero en efectivo.

En el año 2020, el PSOE presentó una propuesta que pretendía eliminar gradualmente el dinero en efectivo en España, pero esa intención era, en ese momento, contraria a los criterios de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo (BCE).

El PSOE contra el Tratado de la Unión Europea

Esta iniciativa violaba los principios del Tratado de la Unión Europea, que establece que “los billetes y monedas en euros son de curso legal”, lo que haría imposible que el Gobierno tome esta medida. Los bancos centrales, entre ellos el BCE, han insistido durante esta pandemia sobre la importancia del uso del efectivo para que todos los hogares tengan acceso a todos los servicios.

Por ello, y para recordarlo, la Plataforma Denaria comparecerá en el Congreso de los Diputados para explicar a sus miembros la importancia de mantener el papel moneda y los riesgos asociados a la implementación del dinero digital de forma generalizada.

En concreto, el Partido Popular ha registrado una solicitud de comparecencia en el Congreso de la plataforma Denaria, que rechaza y alerta de los riesgos que supone la eliminación del dinero en efectivo ante el auge de los pagos por medios electrónicos.

Así, el PP ha solicitado la comparecencia de la plataforma presidida por el exdiputado Javier Rupérez en la Comisión de Derechos Sociales y Consumo. Según la solicitud, el objetivo es que la plataforma informe sobre los desafíos que enfrenta la población en relación con la accesibilidad y el uso del dinero en efectivo.

Exclusión financiera

También quiere el Grupo Popular que la plataforma advierta sobre los riesgos de limitar el acceso al dinero en efectivo, así como afrontar el problema de la exclusión financiera en áreas rurales y municipios menos poblados.

La idea de esta comparecencia es que la Plataforma Denaria proponga acciones para preservar el acceso al efectivo, promueva la competencia en el sector financiero y el derecho al acceso y pago con dinero en efectivo.

Todo ello en paralelo al dinero digital (y sus peligros), ya que el BCE ha confirmado que el euro digital se encuentra en “el inicio de la fase de preparación” desde noviembre de 2023. Un proceso que consiste elaborar “las normas de funcionamiento” de la moneda virtual y en seleccionar “los proveedores que podrían desarrollar una plataforma y la infraestructura” necesaria para implantar la divisa.

El siguiente paso será llevar el dinero digital a las instancias políticas. “Si el Parlamento Europeo y el Consejo acuerdan la propuesta de un marco para un posible euro digital, el BCE tendría que tomar la decisión final sobre su emisión”, explica la Comisión Europea.

Deja tu respuesta

Posts del Foro