Saltar el contenido

La pobre respuesta de Sánchez a Milei en Davos contra su potente discurso sobre la libertad económica

Menos de 1 minuto Minutos

Tras el polémico discurso de Javier Milei en Davos, el presidente socialista respondió reivindicando el intervencionismo del Estado

El Foro Económico Mundial reúne a un grupo importante de personas muy poderosas a nivel internacional, pero su propósito ha sido fuertemente criticado durante los últimos años. El Foro de Davos se ha convertido en el escenario de los políticos globalistas que intentan, por medio de un discurso de terror, impartir miedo en la sociedad sobre los nuevos fantasmas que supuestamente amenazan a la población en todo el mundo. Pero este año, los promotores de la Agenda 2030 han tenido que escuchar el tremendo discurso de Javier Milei en Davos, en el que reivindicó la libertad y los valores y principios de la civilización occidental.

Sánchez intenta sabotear el potente discurso de Milei

El presidente de Argentina debutó en la palestra internacional con un discurso que revolucionó las redes sociales. Pero lo que muchos no han destacado es que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondió a la potente intervención de Milei con una presentación en la que reivindica los ideales de la izquierda, sobre todo, el intervencionismo del Estado.

Durante su participación en el Foro Económico Mundial, Sánchez ha enfatizado que en la actualidad, “los españoles saben que las políticas neoliberales no logran resultados positivos”. Ha instado a fortalecer la colaboración entre el sector público y privado, argumentando que “cuando colaboramos somos más fuertes”. Incluso llegó a expresar claramente que “somos aliados, no rivales”.

“Debemos ser audaces y definir un nuevo paradigma de prosperidad. Una nueva ortodoxia económica y social que aproveche los conocimientos y las nuevas herramientas de que disponemos para conjugar el crecimiento económico con la sostenibilidad medioambiental y la prosperidad para todos“, aseguró el presidente socialista tras los dardos que lanzó Javier Milei al los “progres”.

Sánchez instó a dejar atrás los antiguos postulados “neoliberales”

Con el objetivo de abordar los desafíos sociales, democráticos y medioambientales actuales, el mensaje dirigido a los empresarios se resume en una palabra: “implicación”. Sánchez instó a dejar atrás los antiguos postulados “neoliberales” que presentan al Estado como una entidad meramente extractiva sin generar valor, y que sostienen que la única responsabilidad de las empresas es incrementar los beneficios de sus accionistas.

Retornando al tema del “neoliberalismo”, que ocupó gran parte de su intervención ante líderes mundiales y empresariales, incluyendo aquellos del IBEX, Sánchez les recordó que “son conscientes de que las empresas necesitan la colaboración de los gobiernos para innovar y crecer“. Afirmó que si las empresas no colaboran entre sí y no alinean sus intereses con los de la sociedad en general, será imposible superar los grandes desafíos de nuestro tiempo, y esto tendrá repercusiones directas en sus propias empresas.

Deja tu respuesta