Saltar el contenido

La Policía descubre el cadáver descuartizado de una mujer iraní en el fondo de un pozo de Jerez de la Frontera

Menos de 1 minuto Minutos

Se buscaba a la mujer iraní desde que desapareció en julio. El principal sospechoso, ya detenido, no era pareja de la víctima

La Policía encontró este domingo el cadáver descuartizado de la mujer iraní reportada como desaparecida desde el pasado 6 de julio, oculto en el fondo de un pozo agrícola en Jerez. Hay un detenido como principal sospechoso del crimen, del que aún no ha trascendido más información salvo que, al no haber tenido relación sentimental con la víctima, se descarta, en un principio, la violencia de género como móvil del crimen.

La mujer iraní desapareció el 6 de julio del albergue donde vivía

La mañana del pasado domingo, 27 de agosto, la Policía sacó el cadáver de una mujer del fondo de un pozo en Jerez de la Frontera, Cádiz. El cuerpo estaba desmembrado y oculto bajo escombros, dentro de un pozo agrícola del paraje rural conocido como Cortijo de Ducha.

Para la recuperación del cadáver, la Policía necesitó coordinar una operación que involucraba agentes especializados de la unidad de Subsuelo, la Policía Científica y medios aéreos. La mujer, de 64 años y nacionalidad iraní, llevaba desaparecida desde principios julio. La Policía la buscaba tras su desaparición del albergue municipal de Jerez, donde residía, el pasado 6 de julio, cuando fue vista por última vez.

La Policía detiene al principal sospechoso

Fuentes cercanas a la investigación informaron a EFE que un sospechoso detenido en relación con el crimen no mantenía una relación sentimental con la víctima, lo que lleva a descartar inicialmente la posibilidad de violencia de género. Del mismo modo, confirmaron que la búsqueda de la mujer comenzó al sospechar que desapareció de forma “involuntaria, forzosa y con riesgo para su vida”.

Según el Diario de Jerez, la Policía Nacional vigilaba a este individuo desde hace semanas, como sospechoso de la desaparición de la mujer. El seguimiento llevó a la ubicación del cadáver, ya que el hombre solía visitar el área donde se encontró el cuerpo y existían indicios de que quizás mantuviera a la víctima retenida por dicha zona.

Investigación bajo secreto de sumario

La investigación sigue en curso, a cargo de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de Madrid, con el respaldo de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Jerez de la Frontera. El juzgado encargado del caso ha impuesto el secreto de sumario.

El detenido permanece bajo custodia policial en la comisaría de Jerez, donde le están interrogando. Se espera que en los próximos días sea presentado ante el juzgado de guardia en Cádiz.

Mientras tanto, los restos de la mujer se trasladaron al Instituto de Medicina Legal de Cádiz, donde se están llevando a cabo procedimientos para confirmar su identificación y las pruebas que determinen las circunstancias y causas de su fallecimiento.

Deja tu respuesta