Saltar el contenido

La Policía devuelve un menor de siete años a su padre tras haber sido secuestrado y llevado a Bélgica por su madre

Menos de 1 minuto Minutos

La secuestradora recurrió sin éxito a la ‘bala de plata’ con el tribunal belga: acusar al padre de violencia de género y de violar a su hijo

La Policía Nacional ha devuelto a un padre su hijo de siete años, secuestrado por la madre y llevado a Bélgica. La madre del menor estaba reclamada por un juzgado de la localidad de Ciudadela (Menorca) por un delito de sustracción parental.

La Policía Federal belga detuvo a la secuestradora cerca de Bruselas el pasado 26 de enero, tras las gestiones realizadas por la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) y la activación de la Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos (ENFAST).

La secuestradora recurrió a la ‘bala de plata‘ con el tribunal belga: acusar al padre de violencia de género y de violar a su hijo. Si bien la secuestradora quedó en libertad, el Fiscal de Menores de Bélgica tomó declaración a ambos progenitores el 30 de enero y determinó el mismo día la devolución del niño al padre, como pedían las autoridades españolas.

La mujer secuestró al menor y se fugó a Bélgica con él

La investigación comenzó en octubre de 2023, cuando UFAM recibe la solicitud de localizar a una mujer de reclamada por el Juzgado de Primera Instancia de la localidad balear de Ciudadela como presunta responsable de un delito de sustracción parental.

Al tener indicios de que la madre pudo esconderse con el niño en la localidad madrileña de Tielmes, los investigadores realizaron indagaciones en el lugar y comprobaron que había abandonado el municipio recientemente.

Durante las investigaciones se detectó un teléfono que usó la fugitiva y movimientos de tarjetas bancarias del abogado de la prófuga hacia Bélgica, en concreto, en diferentes localidades ubicadas en Bruselas.

Los agentes de la Sección de Localización de Fugitivos activaron la red ENFAST y la cooperación policial con la Policía Federal de Bélgica, que ubicó un domicilio cercano a Bruselas dónde la fugitiva se ocultaba con el menor. Seguidamente, las autoridades españolas solicitaron una comisión rogatoria para localizar y detener a la secuestradora fugitiva.

La secuestradora detenida acusó al padre de violencia de género y de violar a su hijo

El 26 de enero, la policía detuvo a la prófuga y la autoridad judicial belga decretó su puesta en libertad, porque la secuestradora alegó que era víctima de violencia de género y el padre del menor había abusado sexualmente de su propio hijo.

Las autoridades belgas solicitaron una reunión urgente por videoconferencia con las autoridades españolas, y se determinó la prórroga de la Orden Europea de investigación a la espera de decidir si devolvían el niño a su padre.

El día 30 de enero, el Fiscal de Menores de Bélgica tomó declaración a ambos progenitores y determinó el mismo día la devolución del hijo a su padre, tal y como solicitaban las autoridades españolas.

El niño se encontraba indocumentado, porque la madre secuestradora se deshizo de su documento nacional de identidad. Para poder devolver el hijo a su padre, UFAM realizó gestiones para que se expidiera un salvoconducto que le permitiera viajar a España, lo que al final se produjo.

Deja tu respuesta