Saltar el contenido

La Policía Nacional desarticula una red criminal que explotaba sexualmente a 15 personas en Murcia

Menos de 1 minuto Minutos

El proxeneta obligaba a ejercer la prostitución a hombres y mujeres, incluyendo a sus cuatro hermanas, bajo un control férreo y degradante

Región de Murcia. En un operativo conjunto, la Policía Nacional en colaboración con EUROPOL, han logrado liberar a 15 víctimas de una red criminal que, presuntamente, las obligaba a ejercer la prostitución en tres casas de citas en Molina de Segura y Cabezo de Torres. El cabecilla de la organización y otras 14 personas arrestadas realizaban esta actividad criminal desde, al menos, el año 2017.

El líder de la organización, ingresado en prisión provisional, explotaba sexualmente a hombres y mujeres captados en Colombia, entre las mujeres prostituidas figuran sus cuatro hermanas.

Víctimas captadas en Colombia con falsas promesas de trabajo

Las víctimas, muchas de las cuales eran de nacionalidad colombiana, eran captadas por el cabecilla con las promesas de grandes ganancias en España. El detenido cubría los gastos del traslado y en ocasiones las acompañaba en su viaje a España. Una vez en el país, eran dirigidas a los pisos prostíbulo en la Región de Murcia donde se les informaba de la deuda contraída y de la obligación de ejercer la prostitución para saldarla, incluyendo relaciones sexuales con el detenido.

Las acciones criminales de esta red criminal no respetaban ninguna relación familiar o afectiva de las víctimas, como evidenció el descubrimiento de las cuatro hermanas del cabecilla, quien se aprovechó de la situación de necesidad que padecían en su país de origen.

Lamentablemente, una de las víctimas, prostituta transexual, murió en uno de los pisos tras sufrir una parada cardiorrespiratoria después de estar varias horas realizando su actividad, presuntamente consumiendo sustancias estupefacientes y medicamentos para la disfunción eréctil.

El modus operandi de la red consistía en alojar de dos a seis personas en los pisos prostíbulo, donde se vendían sustancias estupefacientes y se ejercía un control férreo sobre las víctimas. Los dueños exigían disponibilidad las 24 horas del día con un único día libre a la semana, teniendo que pedir permiso para salir a la calle.

El trato que recibían era intimidatorio y degradante, obligándoles a consumir drogas y sólo recibían un porcentaje del precio de cada servicio sexual realizado, parte del cual debían destinar al pago de la deuda adquirida con la organización.

Operación policial exitosa gracias a una denuncia por mail

La denuncia recibida por correo electrónico en la Policía Nacional (a través de la dirección: trata@policia.es) ha permitido iniciar una operación, en la que ha colaborado EUROPOL, que culminó con la desarticulación de la red de trata de personas en la Región de Murcia. La investigación, llevada a cabo por agentes de la UCRIF de Murcia y de la UCRIF Central de la Policía Nacional, ha finalizado con la entrada y registro en las dos viviendas de las localidades de Molina de Segura y Cabezo de Torres.

En los registros se ha intervenido 12.000 euros en efectivo, un vehículo, 13 gramos de cocaína, 41 gramos de marihuana, varias pastillas de “Popper”, medicamentos para la disfunción eréctil, así como diversos dispositivos electrónicos y documentación relevante para la investigación.

Deja tu respuesta