Saltar el contenido

La productora referente en la denominada ‘telebasura’ echará pronto el cierre

Menos de 1 minuto Minutos

La Fábrica de la Tele, creadora de Aquí hay tomate y Sálvame, dio luz y popularidad al periodista en horas bajas Jorge Javier Vázquez

Está muy cerca el cierre definitivo, y ya anunciado, de la productora televisiva referente y desarrolladora por excelencia del concepto de ‘telebasura’ en España, esa que nos dio a conocer las capacidades intelectuales Jorge Javier Vázquez y de otras tantas ‘figuras’ mediáticas que forjaron la leyenda de los programas más criticados en la historia reciente de la televisión.

El final de la productora tiene su raíz en el fin de las relaciones de La Fábrica de la Tele con Mediaset España, una unión que se prolongó durante 17 años. La compañía, dirigida por Adrián Madrid y Óscar Cornejo, fue durante años la que más horas de programación llenó en Telecinco con espacios en directo que contribuyeron a crear la imagen de marca de la cadena de Mediaset; sí, una marca relacionada con la cutrez y la basura televisual con contenidos de dudosa credibilidad.

“Tras 17 años de grandes éxitos, los accionistas de La Fábrica de la Tele (Mediaset España, de un lado, y Adrián Madrid y Óscar Cornejo, de otro) han acordado poner fin a su relación societaria, habiendo iniciado ya el proceso con tal finalidad”, han señalado en un comunicado.

La relación audiovisual arrancó en 2007 con el programa Aquí hay tomate, que catapultó a la fama a Jorge Javier Vázquez, ahora dedicado a presentar los libros del presidente Sánchez; y ha terminará con el inicio de 2024 y la caída en desgracia del esperpéntico Sálvame.

Mismos programas, diferentes productoras

Actualmente, la productora mantiene en Mediaset tres programas: Todo es Mentira, Chester (que acaba de emitir hace unos días su última entrega) y Socialité. A partir del 1 de enero de 2024, los tres programas cambiarán de manos con diferentes consecuencias para cada uno. Los tres se mantendrán en emisión en Mediaset y serán producidos por otras productoras. Se anuncia que los trabajadores afectados serán subrogados por esas nuevas empresas. 

Sin embargo, los rumores acerca del futuro de algunos rostros de la pantalla han arreciado en las últimas semanas. Todo apunta a que María Patiño y Nuria Marín podría ser apartadas de Socialité. En su nueva etapa, Socialité pasará a estar producido por Fénix Media Audiovisual, la productora del presentador Christian Gálvez. Esta empresa ya produjo los concursos Alta tensión 25 palabras y el documental sobre Los Galindo.

La Fábrica de la Tele será recordada no solo por los citados programas de rotundas críticas negativas, aunque con elevadas audiencias durante algún tiempo. También por títulos y formatos como Hormigas Blancas y La Noria, que vivió en el 2012 un sonado episodio de cancelación tras haber emitido una entrevista pagada con la madre El Cuco, condenado por la desaparición de Marta del Castillo.

El declive de Sálvame en sus registros de audiencia derivó en la suspensión del programa, que desapareció de la parrilla en junio. Su fallido intento de impulsar a Jorge Javier Vázquez en Cuentos chinos, otro programa de baja estofa, sentenció su futuro.

“Teníamos una relación tóxica con Mediaset” 

Desde la productora han confirmado estos días que fueron los últimos en conocer precisamente del cierre de Sálvame; “teníamos una relación tóxica”. “La gente se cree que tenemos mucho poder, pero fuimos los últimos tontos en enterarnos, lo sabían muchas productoras”.

Otro agravante de la situación fue que, tras el fin del programa, se vetó la presencia de los colaboradores en las instalaciones de Mediaset…

Los creadores de La fábrica de la tele consideran que no tenía sentido continuar con el trabajo tras finalizar la relación con Mediaset, puesto que nació como un “proyecto conjunto” y que contó siempre con el apoyo de Paolo Vasile, quien fue sustituido por Alessandro Salem hace un año.

Desde la productora aseguran estar centrados en echar el cierre de la mejor manera con la recreación de un “funeral” entre finales de enero y primeros de febrero de 2024.

Pero la pesadilla no termina aquí. Lo que es seguro es que quieren “seguir haciendo tele” y que habrá una segunda temporada de Sálvese quien pueda en Netflix. Habrá pues una especie de refundación de la productora, pero quizás con otra nomenclatura, aunque con las mismas intenciones. Tienen claro que no quieren la “monogamia” de estos años atrás, sino pasarse al “poliamor”, es decir, trabajar con varios clientes.

Deja tu respuesta