Saltar el contenido

La tasa de absentismo laboral en Sanidad casi duplica la media de España

Menos de 1 minuto Minutos

Un informe cifra una tasa cercana al 11,5% del total, el nivel más alto de todos los sectores. La media nacional se sitúa más allá del 6%

El Centro de Estudios sobre el Mercado Laboral ha estimado que el nivel de absentismo en las actividades sanitarias se ha disparado hasta el 11,4 por ciento, una cifra que sigue en aumento año tras año y que avanza de manera preocupante.

Este hecho es muy significativo ya que ahonda en que, en tiempos de infecciones respiratorias como las actuales, y ante la ausencia de personal, el colapso hospitalario por la falta de atención aumente inexorablemente y se acelere precisamente con la llegada del frío y de virus como la gripe.

Y en general, lo que sí que es preocupante, es que el absentismo laboral provocado por incapacidad temporal por contingencias comunes (ITCC) se cobró una equivalencia en la que 1,4 millones de españoles no acudieron a trabajar ningún día durante 2023, lo que supone un 7,4% del total de la fuerza laboral de España. 

El absentismo es una lacra que ha crecido un 66% en los últimos cinco años hasta 2022 y que, según el último informe de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT), se espera que aumente otro 15%, suponiendo un coste aproximado de 25.000 millones de euros. Son datos de la Asociación Profesional del Cuerpo Superior de Técnicos de la Administración de la Seguridad Social

El repunte del absentismo en España aumentó hasta el 7% en el tercer trimestre de 2023, según datos del último informe de Adecco. En cuanto al absentismo por incapacidad temporal, la tasa se situó en el 5,5%, tres décimas más respecto al segundo trimestre del año anterior y cinco décimas más respecto al mismo periodo del año anterior.

Alta repercusión negativa

Como apunta Adecco y Redacción Médica, el absentismo laboral en el sector de la salud puede tener una alta repercusión debido a la importancia de su servicio.

Por una parte, apunta el blog especializado Kenjo, afecta a la empresa (en estos casos a las empresas públicas sanitarias: hospitales, centros de salud, consultorios) tanto a nivel económico como reputacional, y por otra, genera un ambiente de trabajo más tenso entre los equipos, que pueden llegar a estar desbordados por la falta de profesionales. “Los departamentos de RRHH necesitan encontrar nuevas fórmulas para conseguir una gestión eficiente del personal y evitar niveles preocupantes de ausencias, especialmente en el caso de las injustificadas”.

Ausencia alarmante de sanitarios

Y es que la ausencia al puesto de los profesionales sanitarios es alarmante, como también advierte un informe elaborado por Randstad. Y según el estudio, esta tendencia parece que no va a cambiar a corto plazo. Ya en el 2020 los trabajadores se ausentaron más que en 2019, según la consultora Adecco Institute. En concreto alcanzó un nivel del 11,1% de absentismo laboral, volviendo a ocupar el primer puesto por segundo año consecutivo.

Muchas de las bajas justificadas se deben a enfermedades comunes y laborales y el 57,5% a sobreesfuerzos físicos, según el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT). 

Consecuencias potencialmente peligrosas

Y como señala el Instituto, el absentismo laboral en el sector salud tiene consecuencias potencialmente peligrosas, como la desconcentración debido a la falta de descanso y una mayor desorganización. Esto puede hacer que los tiempos de espera de la atención sanitaria se ralenticen y haya un aumento de costes para la empresa debido a la sobrecarga de trabajo. 

“Para garantizar la calidad del servicio de salud, tanto para los profesionales como para los pacientes, es fundamental identificar cuáles son las consecuencias más repetidas y poner en marcha soluciones adecuadas”, señala el blog especializado Kenjo. 

Soluciones al absentismo en el sector sanitario

Kenjo advierte: “Cuando los trabajadores informan de que no van a poder asistir a su puesto de trabajo, e incluso afecta de una manera más negativa cuando no lo notifica, está condicionando la organización general de la empresa. Especialmente todo aquello que tenga que ver con la planificación de los horarios que se haya establecido. Para poder solventar esta falta el departamento de RRHH debe buscar un reemplazo (suponiendo que tenga el margen de tiempo suficiente) o los propios compañeros tendrán que cubrir dicha baja”.

En este sentido, la web reconoce que utilizar un software específico de gestión de turnos “es una forma de paliar esta desorganización con un sistema capaz de actualizar las ausencias y bajas automáticamente. De esta manera, no hay que realizar modificaciones en la planificación de forma manual y los trabajadores pueden recibir notificaciones de manera instantánea incluso en su dispositivo móvil”. 

1 Comment

  1. Ar-Rod
    enero 12, 2024 @ 11:58 am

    Es un secreto a voces la bajada de nivel de nuestros sanitarios (sintiéndolo por las honrosas excepciones) y la falta de control sobre el personal. Pero no pasa nada, todos a las 20h a salir al balcón a aplaudir.

Deja tu respuesta