Saltar el contenido

La UDEF señala que la cúpula de UGT-Madrid se repartió cheques irregulares de hasta 7.000 euros

Menos de 1 minuto Minutos

La UDEF descubre que dirigentes sindicales recibían cobros sin justificar de una cuenta de UGT nutrida de subvenciones y cuotas de afiliados

La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional ha detectado que la cúpula dirigente de UGT Madrid se repartió cheques irregulares por montos de hasta 7.000 euros. La investigación policial reveló que los cheques se repartieron entre 2019 y 2021 y se cargaron a una cuenta bancaria del propio sindicato socialista, nutrida durante años con dinero de subvenciones públicas y las cuotas de los afiliados.

Esta información se encuentra en un informe al que El Confidencial ha tenido acceso. Según la documentación, entre los nombres figuran el secretario general de UGT en Madrid hasta 2021, Luis Miguel López Reíllo, el exvicesecretario general, José María Hernández Martínez, el secretario de Administración de UGT Madrid en 2016 y 2021, Emilio Trillo, y su sucesor, Clemente Sánchez Arenas.

Emilio Trillo y Clemente Sánchez, según la información publicada, están presuntamente vinculados a la recepción de cheques por un total de 114.175 euros en al menos 37 cobros entre 2019 y 2021, procedentes de una cuenta de UGT en CaixaBank.

Según señala la investigación, el investigado que obtuvo más fondos, presuntamente, fue Emilio Trillo, quien en 2019 recibió un cheque de 5.000 euros y, en la segunda mitad de 2010, hasta 19 cheques con montos que oscilaron entre los 323 y los 7.500 euros.

Su sucesor también ha recibido, presuntamente, 10 cheques de importes similares, al igual que Hernández Martínez y el exsecretario general de la central, todos con cobros que alcanzaron los 7.500 euros. Los investigadores de la UDEF inciden sobre la falta de regularidad en estos pagos, así como la ausencia de justificación de su propósito.

Viajes de lujo a destinos exóticos

La investigación, dirigida por el Juzgado número 21 de Madrid, se centra en Mayka Tomás Gómez, una ex administrativa e hija de la exdiputada socialista Carmen López, quien supuestamente falsificó numerosos cheques para apropiarse de 4,5 millones de euros de la UGT, haciéndolos parecer indemnizaciones del Fogasa para beneficiarios ficticios.

El pasado abril, un exabogado de UGT declaró a la UDEF que la cúpula sindical ocultó durante más de un año la estafa de los cheques falsos de su antigua administrativa Mayka Tomás y que se usó dinero público, presuntamente, para gastos de funcionamiento del sindicato.

Precisamente, las pesquisas se han centrado en el círculo cercano de Mayka Tomás Gómez, incluyendo a su esposo y dos amigas, quienes presuntamente facilitaron el cobro de cheques que luego se destinaron a hoteles de lujo, vuelos a destinos exóticos y restaurantes.

Habida cuenta de la entidad de los descubrimientos policiales, la investigación de la UDEF se ha ampliado a otros empleados del sindicato socialista.

Deja tu respuesta