Saltar el contenido

Lamentables escenas matoniles de Iglesias y su séquito en los juzgados

Menos de 1 minuto Minutos

Iglesias se encara con una mujer que le increpa y varios individuos que lo acompañan atacan a Bertrand Ndongo

Pablo Iglesias ha protagonizado lamentables escenas matoniles encarándose con personas que le increpaban a la entrada del juzgado donde se celebra el juicio en el que intentará encarcelar a un ciudadano por las caceroladas ante su mansión de Galapagar.

En imágenes grabadas en exclusiva por LA BANDERA, puede verse cómo varios sujetos del séquito que acompañaba a Iglesias atacan a Bertrand Ndongo, además de proferir toda clase de improperios contra él, allí presente para cubrir el juicio para el medio en el que trabaja.

Iglesias reparte carnets de ‘nazis’ y señala ciudadanos

No contento con las grotescas escenas protagonizadas por él, Iglesias ha difundido en su cuenta de X el rostro de un ciudadano que le increpó a través de una reja del Juzgado.

El exvicepresidente calificó de ‘nazi’ al ciudadano que ejerció su derecho a protestar sin pedir permiso al cabecilla comunista que, precisamente, defendió la ‘normalización del insulto’ a quien no piensa como él.

Se da la circunstancia de que, recién publicado el mensaje en X señalando a esta persona como ‘nazi’, Iglesias tiene fijado en su cuenta el mensaje con la consigna antisemita de Hamás que, como los nazis, llama a perpetrar un segundo Holocausto en Israel.

Iglesias se victimiza tras sus guardaespaldas

De nuevo, tal y como señaló Miguel Frontera a la entrada del juzgado, Iglesias muestra su hipocresía cuando instó al escrache contra personas y familias que no comparten su hez ideológica, mientras exhibe su piel blanduzca si alguien le recrimina y, además de victimizarse, criminaliza e intenta encarcelar al discrepante.

Cabe reseñar que, en consonancia con su hombría, Iglesias salió tras la reja del juzgado para encararse exhibiendo pecho de palomo, eso sí, rodeado de su séquito para intimidar a una mujer que le dijo ‘si eres tan valiente, sal de la reja’.

Los sujetos que rodearon a la mujer, además de insultarla y tratar de amedrentarla, le sacaron fotos y vídeos para el correspondiente señalamiento de la ciudadana.

La agresión a Bertrand Ndongo

En ese escenario, varios sujetos que formaban parte del séquito tras el que se refugiaba Iglesias acosaron y zarandearon a Bertrand Ndongo, enviado por ‘Periodista Digital’ para cubrir el juicio. Ndongo ya ha presentado la correspondiente denuncia por la agresión.

Del mismo modo que no se espera protesta alguna del feminismo subvencionado por el encaramiento chulesco de Iglesias con una mujer, tampoco se han producido condenas por parte de colectivos izquierdistas, autopercibidos ‘antirracistas’, por la agresión y acoso de sus conmilitones a Bertrand Ndongo mientras hacía su trabajo.

3 Comentarios

  1. Noriko
    mayo 27, 2024 @ 1:21 pm

    Habria que partirles la cara a esos racistas de mierda de la extrema izquierda o meterles en la carcel por delito de odio, el miedo tiene que cambiar de bando de una vez.

    Yo ya no paso una, al izmierdoso que me venga con intención agresiva o amenazante se lleva sus dientes en la mano

  2. Noriko
    mayo 27, 2024 @ 1:24 pm

    Se ve que es muy querido la rata chepuda cuando para salir de casa tiene que ir rodeado de un seguito de guardaespaldas, jajajaja maldito cobarde… xDDD

Deja tu respuesta