Saltar el contenido

Lo que debes cobrar al mes para pertenecer a la clase alta, media o baja en España

Menos de 1 minuto Minutos

Según la OCDE, si ganas como mínimo 3.600 euros al mes perteneces al eslabón salarial más alto en nuestro país

Es habitual preguntarse a qué clase social pertenecemos. La mayoría de las personas, los curritos, trabajadores, asalariados, pequeños empresarios, autónomos y demás ‘jauría’ socioeconómica nos auto percibimos como de clase media, aunque a veces la disparidad de ingresos entre unos y otros es más que notoria.

En la actualidad, todavía no existe un criterio oficial aceptado por todos, aunque como señalamos, la inmensa mayoría de las personas suelen identificarse con la clase media, tanto si disponen de una renta muy elevada o baja.

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizó este pasado mes de noviembre de 2023 un barómetro al respecto que avala lo afirmado. Así, el 44,6% de los encuestados ha asegurado que pertenece a la clase media-media, mientras que solo menos del 4% se considera dentro de las clases media-alta y alta. A la media-baja han afirmado pertenecer el 13%, mientras que el 2,8% de los españoles se definen como pobres.

Esto se debe, según los expertos a que parece que pertenecer a la clase media te da unos niveles de integración elevados y pertenecer a grupos de rentas más bajas te genera una serie de barreras. Además, las expectativas y la valoración subjetiva que hace la gente de su propia situación dependen de los contextos económicos. Es decir, en un momento de crisis, la gente es menos exigente con su propio nivel de vida.

Acceso a la vivienda y tipo de contrato laboral

Según el Informe sobre la desigualdad en España elaborado por la Fundación Alternativas, la renta es un indicador clave de la posición social, según los economistas. En cambio, como se explica en el documento, los sociólogos respaldan que la “identidad del centro social debe ser mucho más amplia”. Es decir, ‘clase media’ es un concepto complejo, ya que no depende solo de la renta, sino también del tipo de ocupación o de la propiedad. Además, hay otros dos factores que hacen que la clase media tenga estabilidad: el acceso a la vivienda y un contrato indefinido. Dos problemas a los que se enfrentan los jóvenes en España.

Por ello, los jóvenes de entre 25 a 34 años, tienen una percepción peor de su situación: solo el 12,3% se identifican como clase media-media.

Además, uno de los aspectos que más define ser o no clase media es el tipo de contrato que se tiene, ya que una persona con contrato temporal es difícil que se defina dentro de la clase media. 

Los cálculos realizados por la OCDE

Estos datos solo reflejan cómo nos vemos dentro de la sociedad desde un punto de vista económico, pero ¿cómo se establece oficialmente el segmento en el que nos movemos en función de nuestros ingresos?

Uno de los criterios más empleados es el que establece la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Este no define exactamente qué es clase baja, media y alta, sino que observa los ingresos de cada país y, conforme a ellos, realiza un cálculo para ver en qué segmento encaja cada salario.

Para la OCDE, la clase baja es aquella cuyos ingresos se encuentran por debajo del 75% de la media de la renta nacional; la clase media, la que se encuentra comprendida entre el 75% y el 200% de la media, mientras que la clase alta es aquella que excede el 200% de la media.

Renta media en España: 18.500 euros

Según su último cálculo, elaborado en 2019, la media en aquel entonces se situaba en 15.193 euros al año. Ahora se estima que es superior a 25.000 euros brutos al año, unos 18.500 euros netos. Al aplicar sus fórmulas, se obtiene que las rentas por debajo de los 11.395 euros anuales (en datos de 2019) se enmarcarían en la clase baja; entre esa cifra y 30.386 euros se situaría la clase media, mientras que por encima de los treinta mil euros se encontraría la clase alta.

Si se rebaja al ámbito mensual, la renta media era en 2019 de 1.790 euros al mes. Ahora un poquito más, aunque no alcanzaría los 1.900 euros según los últimos informes. En consecuencia, las rentas por debajo de los 1.343 euros mensuales se enmarcarían en la clase baja; entre esa cifra y 3.581 euros al mes se situaría la clase media, mientras que por encima de los 3.600 euros se encontraría la clase alta.

Deja tu respuesta