Saltar el contenido

Los contribuyentes españoles son los que mayor esfuerzo fiscal hacen entre las economías del mundo

Menos de 1 minuto Minutos

La carga tributaria jamás vista en España es la que sube a la velocidad del cohete del que predican Pedro Sánchez y el Sanchismo

El esfuerzo fiscal de los españoles gracias a una carga tributaria jamás vista es quizás el cohete al que se refería el presidente Pedro Sánchez cuando hablaba de economía la pasada semana.

Estos días y en relación al ‘cohete español’ del que predica el Sanchismo, en LA BANDERA hemos hablado sobre la auténtica realidad económica del país: deuda pública, inflación y pobreza…

Hoy nos centramos en el esfuerzo fiscal; el que resulta de la relación entre la presión fiscal soportada y el PIB per cápita de cada país. Las conclusiones del último informe publicado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), que analiza los sistemas tributarios,  colocaron a España en 2022 solo por delante de países como Eslovenia, Grecia y Bulgaria, entre otros, y a distancia de Francia, y aún con más diferencia de países como Alemania, Países Bajos, Noruega o Irlanda.

Y es que los contribuyentes españoles son los que mayor esfuerzo fiscal hacen entre las grandes economías o las economías más avanzadas de la OCDE y la Unión Europea.

Índice de competitividad fiscal

Lo ha ratificado el Índice de Competitividad Fiscal elaborado por la Tax Foundation. Los contribuyentes españoles, en especial los empresarios, soportan, desde hace años, una carga tributaria superior a la de los países de nuestro entorno. Con el Sanchismo se ha incrementado esa carga.

España realiza un esfuerzo fiscal un 17,8% superior al de la Unión Europea, ya de por sí bastante y muy por encima del de otros países de la OCDE. De hecho, con estos datos de la Tax Foundation, Eurostat y la OCDE, de entre las grandes economías avanzadas, ninguna de ellas presenta un esfuerzo fiscal superior al de nuestro país.

Crecimiento económico

Además, por otro lado, el presidente del Instituto de Estudios Económicos, Íñigo Fernández de Mesa, presentaba recientemente el informe “Competitividad fiscal 2023. El endurecimiento de la fiscalidad empresarial en España ralentiza el crecimiento económico”.

El informe recoge que, en 2023, la previsión de ingresos tributarios va a crecer en un porcentaje algo superior al PIB, por lo que la presión fiscal en España se situará alrededor del 39%. Este incremento de la presión fiscal se ha realizado mediante la introducción de nuevos tributos o la reforma de los existentes, que afectan a la tributación empresarial y al ahorro e inversión.

España, muy por encima de la media europea

La presión fiscal empresarial está, según Eurostat con los últimos datos disponibles de 2022, en un nivel superior al de la media de la Unión Europea. En concreto, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades supuso, en España, un 2,7% del PIB, y las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, un 9,5% del PIB, que combinadas suponen un 12,2% del PIB. Por su parte, la media de la UE es de un 3,3% en el Impuesto sobre Sociedades y un 7,1% en Cotizaciones Sociales a cargo de las empresas, lo que señala que España está 1,8 puntos por encima de la media europea.

Además,  en España las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social suponen un 25,2% del total de la recaudación, mientras que en la UE la media es del 17,7%.

Deja tu respuesta