Saltar el contenido

Los dos árboles más antiguos de Europa se encuentran en España

Menos de 1 minuto Minutos

Un cedro en Tenerife y un tejo en Jaén son los grandes tesoros naturales que alberga nuestro país. Ambos tienen entre 1.500 y 2.000 años

Mucho se especula con los tesoros naturales que albergan Europa y España. Y resulta que nuestro país cuenta con los dos árboles más vetustos del viejo continente. Uno de ellos se ubica en Andalucía, el otro en las Islas Canarias.

Nos acercamos en primer lugar a la provincia de Jaén, al Parque Natural Sierras de Cazorla Segura y las Villas, el mayor espacio protegido de nuestro país y el segundo más grande de Europa. Su extensión es enorme y abarcar 23 municipios.

Dentro del Parque se halla el Sendero de los Tejos Milenarios. En su interior se encuentran los árboles más longevos del continente. A las orillas del nacimiento del río Guadalquivir, donde se ubica este valle, crecen fresnos, chopos y sauces. Y en las zonas más húmedas crecen los tejos.

La zona inicial del sendero atraviesa un pinar que cada vez se vuelve más y más denso. Y al final del camino, junto a algunos tejos de más de mil años, se alza el que es el tejo más longevo de Europa, de aproximadamente 2.000 años de antigüedad.

Este tejo, que data del Imperio Romano, posee un imponente tronco de 7 metros de diámetro. Además, prácticamente duplica en tamaño a los demás árboles de su especie que lo rodean, por lo que no tiene pérdida alguna.

De enormes troncos y 20 metros de altura

Los tejos tienen enormes troncos piramidales y pueden crecer hasta los 20 metros de altura. Su inmenso tronco acredita sus años. El tejo se ha encontrado entre las rocas de la sierra, el mejor sitio para crecer sin cesar durante dos milenios. En otoño, con un poco de suerte, ya que lo hacen tan solo cada seis o siete años, se puede ver el fruto del tejo.

Pero como antes hemos indicado, este tejo se encuentra cerca del gran bosque de pino laricio, o salgareño, muy apreciado y talado durante siglos para elaborar mástiles de barcos o traviesas para tren. Pero estos árboles estaban demasiado lejos para que las hachas los derribaran cuando la Armada española, y luego las minas, se abastecieron del inmenso patrimonio forestal de la comarca de Segura.

El Instituto Pirenaico de Ecología publicó el hallazgo en 1998. Se trata de un auténtico archivo viviente del clima del pasado y de las interacciones del hombre con el bosque. Se tomaron 432 muestras de árboles vivos y 169 de maderas de estos pinos se encuentran en edificios históricos de Granada, Úbeda y Huéscar.

En el bosque más viejo de España

La zona del bosque más viejo de España es singular, pues en ella nacen tanto el Guadalquivir como el Segura. Su uso maderero para barcos hizo que la Sierra de Segura fuese catalogada por el Estado como “provincia marítima”. Los troncos se transportaban en mulas, y después por los ríos, llegando esas almadías hasta Córdoba y Sevilla. En la capital los usaron para construir la Fábrica de Tabacos, ahora Universidad.

Se trata de los seres vivos más antiguos de Andalucía. Estos pinos son coetáneos a la construcción de Medina Azahara, y previos a la de la Giralda.

El cedro canario en el Parque Nacional del Teide

Y otro de los árboles más viejos de nuestro país es un cedro canario de unos 1.500 años de antigüedad, de acuerdo con las pruebas del Carbono 14. Se encuentra en el Parque Nacional del Teide.

Este árbol milenario ha sobrevivido a multitud de eventos catastróficos, como erupciones volcánicas, sequías pertinaces, periodos de frío extremo (como la pequeña edad del hielo) o incluso la mayor catástrofe natural registrada en Canarias, la tormenta de San Florencio. 

Se sitúa en Montaña Rajada, antes de las Minas de San José, dentro del Parque Nacional del Teide, y es visitado cada año por cerca de cuatro millones de personas que acuden a este entorno natural único.

El Parque Nacional del Teide es un gran laboratorio científico en constante funcionamiento y varios de los árboles hallados sobrepasan holgadamente los mil años.

El cedro bautizado como El Patriarca

Cedros como el ‘Patriarca’, que así ha sido bautizado, han sido capaces de superar hasta cinco erupciones volcánicas en los últimos 500 años, así como desprendimientos de rocas, y han resistido ante todo tipo de climas. En el caso concreto de este cedro, los investigadores hallaron hasta 329 anillos de crecimiento en poco más de 12 centímetros de la muestra del tronco. 

Debemos añadir que las comunidades autónomas con más árboles milenarios son Castilla y León y Andalucía, con 6 y 5 respectivamente. Más alejadas están Asturias, Cataluña, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, empatadas con dos. Además, la especie de árbol milenario que más se repite es el tejo.

Deja tu respuesta