Saltar el contenido

Los Mossos rescatan en Lérida a tres hermanos tutelados secuestrados por sus padres

Menos de 1 minuto Minutos

Sustrajeron los menores de centros Dirección General de Atención a la Infancia en Lérida y estuvieron meses en paradero desconocido

Los Mossos d’Esquadra han rescatado en Lérida a dos hermanos menores de edad secuestrados hace tres meses por sus padres de centros tuteados de la DGAIA (Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia).

Los padres sustrajeron a los niños de diferentes centros tutelados de Lérida y estuvieron tres meses en paradero desconocido, hasta que la policía autonómica recibió el pasado viernes, 26 de enero, un aviso que ubicaba a la madre y los dos menores en supermercado de la calle Luis Companys, de Lérida.

Varias patrullas se dirigieron al lugar, localizaron a la familia y los trasladaron a la comisaría. La policía también localizó días atrás a un tercer hermano, de 15 años, en una situación similar. Las autoridades devolvieron a los tres hermanos a sus respectivos centros de la DGAIA.

Las pesquisas de los Mossos para hallar a los menores se extendió durante varios meses. Tras recibir las denuncias sobre los secuestros de los niños, se sospechaba que la familia había huido a Francia, cambiando de país y de ciudad periódicamente.

El pasado viernes, finalmente, se les localizó tras el regreso de la madre con los menores a Lérida, circunstancia que permitió a la policía recuperarlos.

Pareja rumana secuestra a 4 hijos antes de que los envíen con una familia de acogida

Este caso guarda similitudes con otro sucedido el pasado domingo, 21 de enero. Los Mossos d’Esquadra continúan la búsqueda de cuatro hermanos de entre 4 y 11 años, cuyos familiares los sacaron de un centro de Raimat el viernes, día 19.

La principal hipótesis de los investigadores señala que la madre puede haberse llevado a los menores a Rumanía, tras no presentarse a una visita programada el día posterior al de la sustracción.

Los niños iban a ir con una familia de acogida en unos días, circunstancia que no era del agrado de la familia biológica. Aunque la policía detuvo al padre en Mollerussa, quedó en libertad.

Según fuentes recogidas por el digital SEGRE, estas sustracciones son comunes durante las visitas programadas, ya que algunos padres se oponen a que sus hijos estén bajo tutela.

Según los últimos datos de la Fiscalía de Lérida, en 2022 se presentaron un total de once denuncias por sustracción de menores en la demarcación.

Deja tu respuesta