Saltar el contenido

Los precios del alquiler de vivienda de verano en la costa de España se disparan

3 Minutos

Un análisis del portal pisos.com revela un incremento del 76% en los precios de alquiler en zonas costeras y un 65% en la compraventa desde 2014

El mercado del alquiler inmobiliario en España está por las nubes; la Ley de la Vivienda ha dado la puntilla a un sector cuyos precios se disparan por momentos y más en las zonas costeras de nuestra geografía de cara a este verano 2024.

Los precios del mercado inmobiliario en las zonas costeras de España han experimentado un notable incremento en la última década. Alquilar una vivienda en la costa durante el verano es ahora un 76% más caro que en 2014, según datos del portal inmobiliario pisos.com. Este aumento ha llevado el precio medio semanal de 509 euros en 2014 a los 900 euros en 2024.

Pero, evidentemente, la subida de precios no se limita al mercado del alquiler. La compraventa de viviendas también ha visto un incremento significativo de más del 65%. Ferran Font, director de Estudios del portal inmobiliario pisos.com, ha destacado que “si comprar un inmueble de 90 metros cuadrados en 2014 costaba, de media, 162.859 euros en España, ahora el precio asciende a 269.459 euros”.

La subida notable de precios (un 76% en alquiler; un 65% en venta) ha influido en la rentabilidad media, que se sitúa en un 2,66%. La zona más rentable para la venta de pisos es Islas Baleares (4,21%) y la Costa Vasca es la menos con solo un 1,59% de rentabilidad.

Zonas más caras y más asequibles

El estudio de pisos.com nos muestra también las zonas costeras más caras para comprar una vivienda. Y encabeza la lista la Costa del Garraf (entre el Bajo Llobregat y del Garraf. Limita al norte con la Costa del Maresme y al sur con la Costa Dorada, en la provincia de Barcelona), con un precio medio de 535.596 euros, seguido por las Islas Baleares (441.984 euros), la Costa Vasca (424.984 euros), la Costa Brava (405.397 euros) y la Costa del Sol (369.296 euros). En todas estas zonas, los precios han aumentado significativamente desde 2014.

Pero también hay buenas noticias, o al menos no tan malas para el ávido comprador. Existen zonas costeras donde los precios de compraventa son más asequibles, aunque también han experimentado incrementos.

La más ‘agraciada’ es la Costa de Almería (129.795 euros), la Costa Cálida en la Región de Murcia (155.316 euros), las Rías Altas (159.612 euros), la Costa de Azahar (178.820 euros), la Costa Verde (189.709 euros), las Rías Baixas (193.312 euros) y la Costa Tropical (195.968 euros).

Diferencias entre la costa y las capitales

Pisos.com confirma en su último estudio que existen grandes diferencias de precios entre las costas y las capitales de provincia. Un caso notable es la Costa del Maresme, que pese a estar cerca de Barcelona, tiene un precio medio de 242.988 euros, mucho más bajo que los 437.121 euros de Barcelona capital y los 535.596 euros de la Costa del Garraf. En contraste, en la Comunidad Valenciana, la Costa Blanca (265.154 euros) es un 19% más cara que Alicante capital (222.782 euros).

En la provincia de Tarragona, la Costa Dorada (247.717 euros) tiene precios un 53,87% más altos que la ciudad de Tarragona (160.994 euros). Algo similar a Asturias, donde la diferencia entre Oviedo (168.869 euros) y la Costa Verde (189.709 euros) es del 12,34%. En las Islas Baleares, la costa (441.438 euros) supera a Palma (400.284 euros) en un 10,28%.

Perspectivas inmobiliarias

Para pisos.com, este extraordinario incremento en los precios de alquiler, principalmente, y compraventa en las zonas costeras “refleja una demanda creciente y una oferta limitada en áreas de alta demanda turística”.

Para el portal, “las diferencias de precios entre las costas y las capitales de provincia subrayan la diversidad del mercado inmobiliario español, ofreciendo oportunidades tanto para inversores como para compradores de vivienda”.

Deja tu respuesta