Saltar el contenido

Los ‘tragacionistas’ pierden: AstraZeneca no podrá comercializar la vacuna Covid en la UE

Menos de 1 minuto Minutos

Los laboratorios Moderna y Pfizer registraron en España efectos secundarios con más de 500 fallecimientos solo el primer año

Ya no tiene autorización; las denuncias han provocado una ola de rechazo social; los denominados ‘tragacionistas’ hoy no están de enhorabuena. Se confirma lo que muchos intuían…

El laboratorio AstraZeneca confirmó que su vacuna contra la Covid había provocado reacciones adversas. En principio, en el inicio de la pandemia se vendieron como salvadoras de vidas y sin ningún efecto secundario de relevancia: cien por cien seguras. Además, evitaban contagios y eliminaban el virus en el 90 por ciento de los casos. Todo fue falso, como el tiempo ha logrado demostrar.

Así pues, AstraZeneca dejará de comercializar en EuropVaxzevria, su vacuna contra la covid-19, a partir de este martes, 7 de mayo. El cese responde a una petición de la propia compañía (de carácter estratégico) realizada a la Comisión Europea el pasado marzo por supuestas razones comerciales.

AstraZeneca pidió a la Comisión Europa retirar la autorización de comercialización del medicamento, que fue inscrito en el Registro de Medicamentos de la Unión el 29 de enero de 2021. El 27 de marzo, la Comisión Europea aceptó el cese de comercialización.

AstraZeneca ha explicado que todo se debe (teoría para ‘tragacionistas’) a que “se han desarrollado múltiples vacunas actualizadas para variantes de Covid-19“, lo que supone que “ahora hay un excedente de vacunas disponibles. Esto ha provocado una disminución en la demanda de Vaxzervria, que ya no se fabrica ni suministra”.

Trombosis con trombocitopenia

Pero la realidad es otra. La semana pasada, Astrazeneca admitió por primera vez a la Justicia británica, tras las demandas de miles de afectados, que su vacuna contra el coronavirus puede provocar efectos secundarios como el síndrome de trombosis con trombocitopenia, que es un coágulo en los vasos sanguíneos del cerebro, piernas o en otra parte del cuerpo.

El reconocimiento se produjo en el marco de un proceso judicial del Tribunal Supremo del Reino Unido, que tiene abierta una demanda colectiva abierta en la que 51 casos de víctimas y familiares reclaman a AstraZeneca hasta 100 millones de libras por daños y perjuicios por los efectos secundarios de la vacuna.

Efectos devastadores

Los abogados de los denunciantes argumentan que la vacuna, desarrollada junto con la Universidad de Oxford, “ha tenido un efecto devastador para un pequeño número de familias“.

Uno de los primeros casos en judicializarse fue el de Jaime Scott, quien ha quedado con una lesión cerebral permanente tras sufrir un coágulo y una hemorragia en el cerebro que le impidió trabajar después de recibir la vacuna de AstraZeneca en abril de 2021.

Pero otras vacunas también han provocado efectos muy adversos; también evadidos por los ‘tragacionistas’ pandémicos.

Efectos mortales en España

Volvemos a recodar, por ejemplo, el informe en España y en 2022 de Farmacovigilancia sobre las vacunas frente a la Covid-19.

La base de datos FEDRA habla de un total de 70.965 notificaciones de acontecimientos adversos tras la inoculación de vacunas en España. La gran mayoría provenientes de Pfizer y Moderna.

De esos 70.965 reportes, 12.960 fueron considerados graves (el 18,2%), y 434 derivaron en fallecimiento del paciente.

Los trastornos notificados con mayor frecuencia son la fiebre o el dolor en la zona de vacunación, seguidos de los trastornos del sistema nervioso (mayoritariamente cefaleas y mareos) y del sistema musculoesquelético (principalmente, mialgia y artralgia).

Deja tu respuesta

Posts del Foro