Saltar el contenido

Macron de concierto mientras antisistema y musulmanes queman Francia

Menos de 1 minuto Minutos

Macron bailaba en el recital de Elton John mientras criminales sin control linchaban personas que trataban de impedir que les quemen el coche

Emmanuel Macron ha sido fotografiado bailando en el concierto de Elton John de anoche mientras la turba de antisistema y musulmanes quemaba Francia por la muerte de un delincuente. Francia ha entrado, de la mano del buenismo y la sumisión a culturas antidemocráticas, en una deriva hacia esa “guerra civil” racial que el progresista Macron vaticinó que ocurriría si gobernaba la derecha.

Los vándalos, integrados por sujetos de origen africano y de grupos antisistema, literalmente han convertido Francia en una gran zona no-go policial, como el famoso barrio de Saint Denis. La tercera noche de disturbios en Francia ha dejado un balance aproximado de 500 edificios públicos y 1.900 coches quemados.

Terrorismo callejero y la Policía desbordada

Hasta el momento, según The Mirror, más de 600 personas están arrestadas y al menos 200 policías resultaron heridos a medida que crecía el terrorismo urbano con la excusa, en esta ocasión, de la presunta brutalidad policial al disparar a un delincuente sin carnet que se saltó un control policial con un coche de gran cilindrada.

En declaración que no interesa a la izquierda francesa, la del agente, este declara que disparó “con la voluntad de evitar que el vehículo se fugase de nuevo, por el peligro que suponía su conducción y por temor a ser herido por el movimiento del coche”. El fallecido conducía sin carné y había tratado anteriormente de atropellar al policía.

En la tercera noche de disturbios, mientras el presidente galo bailaba, vehículos blindados de la policía atravesaron los restos calcinados de automóviles volcados e incendiados en el suburbio de Nanterre, al noroeste de París. Al otro lado de la capital, los manifestantes incendiaron el ayuntamiento del suburbio de Clichy-sous-Bois e incendiaron una estación de autobuses en Aubervilliers.

El mismo Macron ha pedido a la ciudadanía que no suba a internet las imágenes más sensibles. A pesar de los intentos de oscurecimiento informativo de la verdadera entidad de los disturbios, trascienden vídeos grabados durante las noches de violencia.

Entre ellos, se viralizó la bochornosa estampa de Macron y su mujer divirtiéndose en el concierto, mientras se compartían en internet otras imágenes de un hombre en un charco de sangre, con la mano amputada tras intentar impedir que quemaran su coche. También se han subido imágenes donde se ve a un transportista que recibe una paliza grupal durante el asalto a su furgoneta y a una persona arrodillada ante los violentos, rogando que no le quemen el coche porque lo necesita para trabajar.

Tercera noche de disturbios en un país convertido en una zona no-go

La turba ha incendiado coches, ayuntamientos y comisarías, quemado edificios públicos, vandalizado infraestructura urbana con maquinaria de obra, asaltado tiendas y disparado armas de fuego, entre otros actos. Todo ello, ante el habitual despliegue de la izquierda política y mediática francesa justificando los disturbios.

Las medidas de Macron, aparte de irse de concierto, han consistido en humillarse públicamente lamentando la muerte de un delincuente que trató de atropellar a un agnete, incrementar el despliegue policial, establecer un toque de queda e interrumpir el transporte público en las zonas más afectadas por el terrorismo urbano. También aprovechó Twitter para pedir calma y meditación:

Macron señala a su propia Policía

El destino del policía autor del disparo que mató al delincuente parece sellado de antemano en un linchamiento mediático parajudicial, del que participa el gobierno galo con el fin de calmar a los violentos.

La primera ministra francesa, Élisabeth Borne, ahondó en la senda medrosa y buenista de Macron y declaró este viernes que los vándalos son: “individuos muy violentos” y “muy jóvenes”, pero que “no son representativos de los habitantes”.

Cabe reseñar la facilidad de la progresía francesa para convertir un delincuente en mártir, en contraste con la indiferencia por las víctimas de la ola de atentados islamistas que azota Francia.

5 Comentarios

  1. Malvado
    junio 30, 2023 @ 7:11 pm

    Como Macrón “señala” a la policía como culpables de todo esto lo que tendría que hacer la policía francesa es apartarse, hacer un “pasillo” a los salvajes para que fueran al Elíseo y así Macrón conociera en primera persona a los “angelitos” que tanto defiende.

  2. mosjto
    julio 1, 2023 @ 10:09 am

    En España SOLO QUEDA VOX, En Francia SOLO QUEDA ERIC ZEMMOUR

  3. Michel Debever
    julio 4, 2023 @ 8:37 am

    Los presidentes “progres” aman la “buena ” música. Pedro el Guapo en Benicassim, Macron con Elton Jones. ¡Esto es el multiculturalismo!

  4. Salvador De La Cruz Leal
    julio 4, 2023 @ 2:03 pm

    2030 y el fin obscuro de una agenda de tapas blancas.

  5. Julio Jaime Sánchez Verdú
    julio 5, 2023 @ 8:37 pm

    Así son los progres de mierda…

Deja tu respuesta