Saltar el contenido

Mallorca: rebajada por la ‘ley Montero’ la pena de prisión al violador de su propia hija

Menos de 1 minuto Minutos

El beneficiado maltrató a diario a sus hijos durante años y violó en dos ocasiones a la niña menor de edad como castigo por ‘portarse mal’

El Tribunal Supremo ha ratificado la rebaja de dos años de la condena de un sujeto que violó a su hija en Mallorca. El beneficiado por la ‘ley Montero’ también maltrató a su hija y llegó a amenazarla con arrojarla por un barranco si se negaba a mantener relaciones sexuales con él.

En 2013, la Audiencia sentenció al hombre a 28 años de cárcel por dos agresiones sexuales, otros dos años y cuatro meses de prisión por maltrato e impuso indemnizaciones a la víctima que sumaban 100.000 euros.

Tras la entrada en vigor de la conocida como Ley del ‘Sólo sí es sí’, la Audiencia rebajó la condena a 26 años al considerar que por cada delito de agresión sexual correspondía una condena de 13 años, en lugar de 14. La Fiscalía recurrió la decisión, pero el Tribunal Supremo la ha confirmado.

Amenazó a su hija con tirarla por un barranco si no tenía sexo con él

Los hechos se remontan al año 2009, cuando el condenado, separado de su mujer, vivía con sus tres hijos entre los que se incluía una menor de 13 años.

La sentencia recoge que durante años maltrató a diario a los dos menores con patadas, puñetazos, tirones de pelo y agarrándoles del cuello. El sujeto llegó a hacerles dormir en la calle en ocasiones.

En 2009, el hombre discutió con su hija y dijo que como castigo debía tener sexo con él. La joven se negó y el condenado cogió un gran cuchillo y lo lanzó a la pared, asustando tanto a la menor como a su hermano, también presente.

Acto seguido, el individuo amenazó a sus hijos con tirarlos por un barranco si no tenía la niña relaciones sexuales con él. Como la hija volvió a negarse, obligó a sus dos hijos a subirse al coche y condujo en dirección al acantilado. A mitad de camino, la menor le dijo al padre que accedía a sus pretensiones, porque tenía miedo de que la tirase al mar, pues tampoco sabía nadar.

Según los hechos probados en la sentencia, el condenado volvió a su casa, ordenó al menor que durmiera en el salón y consumó la violación de su hija en el dormitorio. El individuo repitió las amenazas al mes siguiente y violó a su hija de nuevo, sin embargo, en esta ocasión la víctima acudió a la Policía Local y denunció la agresión de su padre, lo que implicó su procesamiento y la retirada de la tutela.

¿Por qué la ‘ley Montero’ provoca reducciones de penas de agresores sexuales?

El digital ‘Mallorca Diario’ resume el patrón de las rebajas de penas a los agresores sexuales: se producen, porque la ‘ley Montero’ no tiene disposición transitoria, cuyo papel no puede suplantar la exposición de motivos de la ley porque “carece de fuerza normativa”.

El objetivo de las disposiciones transitorias, sobre todo en aquellas normas que modifican el Código Penal, consiste es indicar el tránsito al régimen jurídico previsto por la nueva ley, modulando su aplicación y regulando los supuestos en que continúa aplicándose la legislación antigua.

Los magistrados subrayaron que, en ausencia de la disposición transitoria, “la exposición del contenido de la Ley carece de contenido normativo alguno, pudiendo servir únicamente para ilustrar sobre cuál ha sido la intención del legislador”.

En este caso del violador de su propia hija, el Supremo rechazó modificar la rebaja aplicada por la Audiencia con la ‘ley Montero’ de 2022 porque, a diferencia de la anterior de 1995 -elaborada por conocedores de la técnica legislativa-, la de la exministra comunista y sus conmilitones carece de disposición transitoria que limite los casos de posible revisión de condenas.

Deja tu respuesta