Saltar el contenido

¿Marco Rubio será el vicepresidente de Donald Trump?

Menos de 1 minuto Minutos

El expresidente Donald Trump está contemplando de manera seria al senador Marco Rubio, de ascendencia cubana, como un posible compañero de fórmula presidencial.

Según un informe de NBC News, Rubio está ganando rápidamente terreno dentro de la lista de posibles candidatos presidenciales del expresidente Trump.

Aunque el informe señala que Rubio no es el único en la contienda, ya que la lista es bastante extensa, el senador posee un perfil que refleja las prioridades del expresidente y presenta un conjunto intrigante de posibles consideraciones, según seis fuentes familiarizadas con la lista de Trump.

“Rubio es joven y telegénico, ha pasado más tiempo en un cargo federal que la vicepresidenta Kamala Harris y, en un momento en que Trump es optimista sobre sus posibilidades de ganarse a los votantes latinos, sería la primera persona no blanca en hacer un ticket presidencial republicano”, señala NBC News.

De acuerdo con las fuentes citadas por el medio, Rubio, de 52 años, es una opción joven y enérgica que ha ocupado cargos federales durante más tiempo que la vicepresidenta Kamala Harris. Además, su perfil como hijo de inmigrantes cubanos de clase trabajadora se adapta bien para contar una historia tanto en papel como en televisión, lo que representa una poderosa combinación para Trump.

No todo es color de rosas

Sin embargo, según la Constitución de Estados Unidos, existe un problema tangible para esta fórmula: ambos políticos residen en Florida, y la Carta Magna, en el Artículo II, Sección I, Cláusula 3, establece explícitamente que “los electores se reunirán en sus respectivos estados y votarán por dos personas, de las cuales al menos una no será habitante del mismo estado que ellos”.

Está bastante claro desde la órbita de Trump que Rubio está en juego“, dijo a los medios un agente republicano de Florida. “Tiene sentido porque él marca casi todas las casillas si pueden superar que ambos sean de Florida”.

No obstante, superar este obstáculo no es algo difícil: en 2000, el tejano Dick Cheney cambió su residencia a Wyoming para poder postularse junto a George W. Bush, también de Texas.

Aunque Trump ha minimizado la importancia de su elección como vicepresidente en diferentes entrevistas, argumentando que los compañeros de fórmula no influyen en la elección el día de la votación, su equipo de campaña está planeando poner a prueba a varios republicanos de la lista en mítines y eventos de campaña para evaluar su desempeño.

Además, según NBC News, el equipo de Trump está considerando seriamente una cualidad que Rubio ha demostrado a lo largo de su carrera política: la capacidad para recaudar fondos.

Rubio, en prácticamente todas sus campañas electorales, tanto para presidente en 2016 como para senador en otros años, ha logrado buenos resultados en términos de recaudación. Además, recientemente ganó cómodamente un tercer mandato en las elecciones intermedias de 2022 frente a la demócrata Val Demings.

Deja tu respuesta