Saltar el contenido

Más casos de tuberculosis en España derivados del aumento de la inmigración

Menos de 1 minuto Minutos

Cerca del 50% de los casos registrados en un año eran de pernas nacidas fuera de nuestro país, principalmente provenientes de Marruecos

Hace escasos meses, a finales del pasado año concretamente, se dieron a conocer un gran número de casos de tuberculosis entre los cientos de miles de inmigrantes que llegaban y siguen llegando en cayucos a la isla canaria de El Hierro.

De hecho, agentes de la Policía Nacional pidieron mayores medidas de protección para prevenir el contagio de la enfermedad. Según fuentes policiales, en ese momento los migrantes enfermos de tuberculosis fueron aislados, pero el riesgo de contagio existía (y existe) durante la realización de sus funciones de custodia en los centros o campamentos de acogida.  

España está sufriendo en los últimos años avalanchas continuas de inmigración ilegal, sobre todo en el conjunto de las Islas Canarias (en El Hierro en particular). Solo allí se han llegado a contabilizar la entrada de 2.000 personas en solo una semana.

Como han resaltado el Comité Asesor de Vacunas en España y la Asociación Española de Pediatría, la inmigración en la UE incluye a personas y grupos de muy distinto origen y condición (refugiados, solicitantes de asilo, migrantes laborales, migrantes internos, personas indocumentadas). Los solicitantes de asilo y refugiados sumaron un total de 2,5 millones de personas, según datos de 2019. Los datos actuales son muchísimos más elevados.

Una población inmigrantes no inmunizada

La población inmigrante está “subinmunizada en general, lo que constituye un elevado riesgo para la aparición de brotes de enfermedades inmunoprevenibles, con las posibles consecuencias derivadas para ellos mismos y para el sistema sanitario de los países de residencia”, explica D. Mipatrini, en Pathog Glob Health. “Los condicionantes propios de las personas en esta situación, conduce a que con frecuencia la situación de infrainmunización persiste en el tiempo incluso después de prolongadas estancias en la UE”.

Por ello, en la UE se han notificado brotes importantes de sarampión y hepatitis A en los últimos años, “pero no está clara la relación entre estos brotes y la infrainmunización de poblaciones migrantes, pues entre la población europea hay también grandes bolsas de población infrainmunizada”.

Lo que sí es una realidad es que por primera vez en una década, se ha detectado un aumento en la tasa de tuberculosis en España, interrumpiendo la tendencia a la baja de casos que experimentaba España. Según el último informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, en 2022 se notificaron en España 3.927 casos de tuberculosis. Supone un aumento de más de 200 casos (un 6%) con respecto al año anterior, y vuelve a colocar la tuberculosis en repunte, enfermedad que no paraba de disminuir desde 2015, cuando se registraron 4.913 infectados.

Casos importados sobre todo de Marruecos

El año pasado, 211 diagnósticos fueron declarados como importados-; Cataluña fue la comunidad autónoma con más casos de tuberculosis pulmonar.

En el 86,76% de los casos reportados en 2022, se contaba con datos del lugar de nacimiento, siendo que el 46,84% de estos individuos nacieron fuera de España. Se registraron un total de 72 nacionalidades diversas, no obstante, el 68% de los casos con origen fuera de España se concentran en nueve países en particular. Los grupos más numerosos corresponden a individuos nacidos en Marruecos (320), seguidos de Rumanía (136) y Perú (119).

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Esta dolencia afecta principalmente a los pulmones, pero también puede afectar otros órganos del cuerpo. La tuberculosis se propaga de una persona a otra a través del aire cuando una persona infectada tose, estornuda o habla, liberando pequeñas partículas de saliva que contienen las bacterias.

1 Comment

  1. axoexo
    marzo 18, 2024 @ 3:44 pm

    Ya lo dijo Samuel Vázquez, presidente de la asociación Una Policía para el Siglo XXI, los procesos de inmigración descontrolada suponen varios problemas en términos de libertad y economía; habrá que añadir problemas sanitarios, visto lo de las fresas con hepatitis A y esto.

Deja tu respuesta