Saltar el contenido

Montero ofrece a los separatistas financiación ‘especial’ catalana a cambio de investir a Illa

Menos de 1 minuto Minutos

Para investir a Sánchez, firmaron con Junts y ERC la condonación de 15.000 millones de la deuda regional que asumirá en parte la Administración del Estado

Después de pagar siete votos de investidura con una amnistía, Sánchez ofrece a sus cómplices separatistas catalanes un “tratamiento especial” en financiación autonómica para que hagan presidente de la Generalidad a Salvador Illa, tal como anunció María Jesús Montero.

La vicepresidenta, María Jesús Montero, argumentó que las “cuestiones singulares” de comunidades autónomas como Cataluña “tienen que tener un tratamiento especial” en materia de financiación autonómica.

En ese sentido, la ministra de Hacienda declaró a RNE que se deben atender singularidades que presentan determinados territorios “por sus características, por razones históricas o por su orografía”.

La vicepresidenta socialista enmarcó la oferta en el acuerdo de investidura de Sánchez firmado con ERC y Junts el pasado otoño, relativos al “impulso de un nuevo modelo de financiación para todas las comunidades autónomas”.

Condonación de 15.000 millones de deuda generada por el gobierno regional catalán

Tras ahondar en la división generada entre españoles de primera y de segunda, consagrada por décadas de cesiones a gobiernos nacionalistas y culminada con la amnistía de Sánchez, Montero matizó que la presunta negociación se planteará con el resto de autonomías en busca de un modelo consensuado.

Respecto a los acreedores de ERC, Montero no anticipó nuevas cesiones a los republicanos, a quienes Sánchez cedió como pago por su investidura la condonación de 15.000 millones de deuda generada por el gobierno regional, pero que asumirá en parte la Administración General del Estado.

Montero dijo que perdonar la deuda a los nacionalistas era un ‘invento del PP’

Una condonación que será efectiva en una fecha que Montero no quiso precisar, que implica el reparto de la deuda entre el resto de España y que la ministra negó en octubre que fuera a ocurrir, justo cuatro días antes de firmarse con los acreedores parlamentarios de Sánchez.

La agencia EP ha recogido la petición de Montero a Junts para que separen en dos “planos distintos” la gobernabilidad en Cataluña con el PSC y el apoyo al PSOE en el Congreso de los Diputados. Montero sí deslizó que la voluntad “inequívoca” expresada en las elecciones catalanas fue que gobierne el PSC y que “todo pasa por Salvador Illa”.

Deja tu respuesta