Saltar el contenido

Mujer extranjera reconoce que agredió sexualmente a su hijastro menor de edad en Marbella

Menos de 1 minuto Minutos

La fiscalía explica que la mujer se metió borracha en la cama de su hijastro de 13 años y le forzó a mantener relaciones sexuales con ella

La mujer extranjera procesada por agredir sexualmente a su hijastro de trece años ha admitido su culpabilidad durante el juicio en la Sección Tercera de la Audiencia de Málaga. Se espera que la presunta pederasta, para quien la fiscalía pide tres años de cárcel reciba en su lugar la pena de deportación más la prohibición de pisar suelo español durante cinco años

Inicialmente, la fiscalía solicitaba diez años de prisión para la acusada. Sin embargo, un acuerdo entre la fiscalía y la defensa, que implicaba el reconocimiento por parte de la acusada de la comisión de la agresión sexual propició el cambio en la petición de condena.

También se le prohibirá durante ocho años a la agresora confesa comunicarse o aproximarse a menos de 300 metros de la víctima, su domicilio, centro educativo o lugar de trabajo, cuando lo tenga.

Además, la fiscalía pide que se le inhabilite para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena, que se le supervise durante dos años y que se le prohíba ejercer cualquier profesión, remunerada o no, que implique contacto regular y directo con menores de edad durante ocho años.

Borracha, obligó al niño a tener relacione sexuales con ella

Los hechos que describe la fiscalía, recogidos en el digital ‘Málaga Hoy’, ocurrieron el 19 de diciembre de 2017. La mujer, ciudadana británica y originaria de Rusia, vivía en ese momento con su pareja y el hijo menor de este en Marbella.

Fue en la casa familiar donde la acusada supuestamente abusó sexualmente del niño. El Ministerio Público sostiene que la mujer, con “evidentes” síntomas de ebriedad y “con la clara intención de satisfacer sus deseos sexuales”, aprovechó la ausencia del padre del niño para desvestirse e introducirse en la cama donde se encontraba el menor.

Según la fiscalía, la mujer se habría colocado a horcajadas sobre el niño y lo habría forzado a tener relaciones sexuales. Mientras tanto, el joven la pidió que se fuera e intentó sin éxito apartarla para que detuviera la agresión sexual.

Deja tu respuesta