Saltar el contenido

Navarra: tres condenados por inducir a la prostitución a menores tuteladas

Menos de 1 minuto Minutos

Una madre cubana y su hija, condenadas a 3 años por inducir a prostituirse tres menores tuteladas y un hombre a 6 años por abusos sexuales a una de ellas, de 14 años

La desidia de las administraciones a la hora de proteger las menores tuteladas, con el resultado de jóvenes que acaban prostituidas, no es exclusiva de la incompetencia del gobierno Balear dirigido por Armengol, también el Ejecutivo foral navarro de la socialista Chivite figura en esa vergonzosa lista.

La Audiencia Provincial condena a 6 años de prisión a un vecino de Pamplona de 45 años que mantuvo relaciones sexuales por la fuerza con una menor de 14 obligada a prostituirse y que, previamente, se había fugado de un centro de acogida del Gobierno de Navarra.

La Audiencia también condena a una mujer (68 años) y su hija (43 años), ambas cubanas, a 3 años de prisión cada una por inducir a la prostitución a tres menores de edad (1 año por cada delito). A la hija encausada, además, se la condena a otros 3 años de prisión como cooperadora necesaria del delito de abuso sexual perpetrado por el hombre condenado.

Dos cubanas, madre e hija, inducen a la prostitución a tres menores tuteladas

La sentencia considera probado que la hija inculpada conocía a una menor de 14 años porque era compañera de colegio de su hijo mayor. La niña había acudido en diversas ocasiones al domicilio, en Pamplona, e incluso durmió allí alguna vez.

El 4 de diciembre de 2022, esta menor, y otras dos niñas de 13 y 14 años, se fugaron del centro de acogida dependiente del Gobierno de Navarra en el que residían. Acudieron a la vivienda y pasaron allí el 7 y el 9 del mismo mes.

Cuando llegaron al domicilio, ambas condenadas, la hija y su madre les dijeron a las menores que, si querían quedarse, tenían que ganarse la vida manteniendo relaciones sexuales. Dos de las menores rechazaron esa proposición.

La tercera menor no se negó y, a partir de entonces, la hija inculpada contactó con posibles clientes. A uno de ellos le envío fotos de la menor y le pidió 50 euros a cambio de mantener relaciones. El hombre accedió y el 7 de diciembre llevó a cabo tal acción.

Dos días después, este cliente regresó al domicilio con la misma intención. La menor se negó, pero el hombre, según la sentencia, “la sujetó con fuerza” y la violó pese a los gritos y la oposición de la víctima.

Mientras esta menor se veía obligada a mantener contactos sexuales con terceras personas, la inculpada controlaba lo que ésta hacía y recibía el dinero en su propio beneficio.

A las condenadas se les aplican atenuantes de trastorno mental

En el acuerdo alcanzado entre las acusaciones y las defensas, a las dos mujeres se les ha estimado la atenuante cualificada de trastorno mental. En el caso del hombre concurre la atenuante de reparación del daño, por haber consignado con anterioridad 600 euros.

Según la sentencia, la madre cubana “está diagnosticada de esquizofrenia”, que en la fecha de los hechos “podía determinar una afectación grave de sus facultades intelectivas y volitivas”.

Por su parte, la hija condenada presenta un cuadro de retraso mental ligero asociado a consumo perjudicial de alcohol y consumo de estimulantes y cannabis, que afectaría de forma moderada-grave a sus capacidades intelectivas y volitivas, pero no se puede afirmar que para los hechos enjuiciados estuvieran anuladas.

Respecto a la condena del sujeto, 2 años corresponden al delito de prostitución y 4 al delito de abuso sexual con penetración. Además, la hija y el hombre condenados tendrán que indemnizar a la menor víctima de abuso sexual con 8.000 euros.

En la sentencia se ha pactado la suspensión del ingreso en prisión de la madre por un periodo de dos años a condición de que abone una multa de 1.314 euros y de que no delinca en dicho periodo de tiempo.

Deja tu respuesta