Saltar el contenido

Netanyahu: se avecina una “guerra larga y difícil”

Menos de 1 minuto Minutos

“Los destruiremos y vengaremos con fuerza este día oscuro que han impuesto al Estado de Israel y a sus ciudadanos”, subrayó.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, afirmó que su país se está “embarcando en una guerra larga y difícil”, impuesta por el movimiento palestino Hamás, que el sábado llevó a cabo un ataque sin precedentes contra territorio israelí, que, junto con la respuesta militar israelí, ha causado hasta ahora la muerte de 300 israelíes y 232 palestinos.

En un mensaje publicado este domingo en su cuenta de X (antes Twitter), Netanyahu señala que la guerra “nos ha sido impuesta por un ataque asesino de Hamás“.

La primera fase de la guerra, escribe Netanyahu, implica “destruir la mayoría de las fuerzas enemigas” que se han infiltrado en Israel y han matado a civiles y soldados.

Israel también inició una ofensiva en Gaza “y continuará sin vacilación y sin tregua, hasta que se logren los objetivos”, manifestó.

En un discurso televisado el sábado por la noche Netanyahu afirmó que el Ejército de su país utilizará “todo su poder” para destruir a Hamás, e instó a los palestinos a abandonar la Franja de Gaza al advertir de que reducirá “a escombros” los escondites de los milicianos.

“Las Fuerzas de Defensa de Israel están a punto de utilizar todo su poder para destruir las capacidades de Hamás”, dijo Netanyahu.

“Los destruiremos y vengaremos con fuerza este día oscuro que han impuesto al Estado de Israel y a sus ciudadanos”, subrayó.

Además, el primer ministro israelí llamó a los habitantes de Gaza a evacuar la Franja ante la inminente ofensiva.

“Les digo a los residentes de Gaza: váyanse ahora porque actuaremos con fuerza. Todos los lugares en los que Hamás está desplegado, escondido y operando, los convertiremos en islas de escombros”, advirtió.

Más de 300 ciudadanos israelíes han muerto como consecuencia del ataque, informaron este domingo medios de este país que citaron fuentes médicas.

La cifra de fallecidos podría aumentar en las próximas horas, dada la gravedad de algunos de los heridos, cuyo número asciende ya a casi 1.600, indicaron las fuentes.

Por el lado palestino, la cifra de muertos asciende a 232 y la de heridos a 1.700, según fuentes del Ministerio de Sanidad de Gaza, territorio controlado por Hamás desde 2007, cuando expulsó a las fuerzas del movimiento nacionalista Al Fatah, del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

Deja tu respuesta

Posts del Foro