Saltar el contenido

Cae una organización de proxenetas sudamericanos que obligaba a mujeres a prostituirse en burdeles de Cataluña

Menos de 1 minuto Minutos

Una pareja boliviana dirigía la red que traía mujeres de Bolivia y Colombia para prostituirlas 24 horas al día en condiciones infrahumanas

Agentes de la Policía Nacional y Mossos d’Esquadra han desarticulado un entramado criminal de sudamericanos, dirigido por una pareja boliviana, que obligaba a prostituirse a mujeres traídas de Bolivia y Colombia en burdeles de Cataluña.

Se han realizado seis entradas y registros y se ha detenido a ocho personas en las provincias de Tarragona, Barcelona y Gerona por pertenencia a organización criminal, trata de seres humanos, prostitución y amenazas graves, así como delitos contra los derechos de los extranjeros y contra la salud pública.

Las mujeres vivían en condiciones infrahumanas, sometidas a amenazas y vejaciones, con limitadas salidas al exterior, debiendo estas las 24 horas del día los siete días de la semana disponibles.

Los detenidos son ciudadanos de Bolivia, Brasil, Paraguay y Venezuela. Además se ha logrado la identificación de trece víctimas de la organización con la liberación de nueve de ellas, de nacionalidad boliviana y colombiana.

También se intervino 17.770 euros en efectivo, diversa documentación de los delitos investigados, seis gramos de cocaína, cien viagras, joyas valoradas en 30.000 euros y dos vehículos de la organización.

Las denuncias precipitaron la caída de la organización criminal

En agosto del año 2022 se llevó a cabo una inspección en un burdel de Salou (Tarragona), donde comprobó que se ejercía la prostitución y se detuvo a una encargada.

Dos de las mujeres identificadas en el burdel declararon que por encima de la detenida se encontraba un matrimonio boliviano que disponía de otras viviendas donde se ejercía la prostitución distribuidas por Cataluña.

Tras investigar la pista, se llevó a cabo una inspección en Barcelona, deteniendo a la persona encargada al constatar que se ejercía la prostitución.

Por otro lado, en primavera de 2023 se recibieron tres denuncias anónimas en el Servicio Atención a las víctimas de Trata de Seres Humanos, alertando sobre una pareja que dirigía una organización dedicada a la explotación sexual de mujeres en burdeles de Barcelona y Tarragona.

Las denunciantes informaron de la explotación sexual que sufrieron, así como del proceso de trata sufrido por alguna de ellas, obligadas a prostituirse 24 horas al día.

Según recoge ‘El Caso’ cuatro de las víctimas liberadas debían gestionar el call-center de los burdeles trabajando de telefonistas 15 horas diarias durante los siete días de la semana.

La investigación confirmó la existencia de la organización criminal y se identificaron a sus ocho componentes, cada uno con un rol específico, dedicados a la explotación de mujeres traídas de Hispanoamérica.

Deja tu respuesta