Saltar el contenido

“Pedro Almodóvar no puede dar consejos sobre impuestos”

3 Minutos

El consejero de Cultura de Castilla y León, Gonzalo Santonja, respeta mucho la filmografía del manchego pero alude a los polémicos ‘Papeles de Panamá’

El consejero de Cultura de Castilla y León, Gonzalo Santonja, se ha sumado a las críticas contra las declaraciones del director de cine Pedro Almodóvar en la Gala de los Premios Goya y cree que el cineasta “no puede dar consejos sobre impuestos”.

Almodóvar respondió a Juan García-Gallardo, vicepresidente de Castila y León, que aseguró que “los señoritos son los que quieren vivir de producir obras cinematográficas que luego no ve nadie a costa de millones y millones de euros que pagan con mucho esfuerzo los contribuyentes españoles”.

El director manchego, en la Gala de los Goya, respondió aludiendo al político de Vox. Dijo que el dinero que reciben los cineastas como anticipo lo devuelven “con creces” a través de impuestos, de la Seguridad Social y de la creación de “miles de puestos de trabajos”.

Paraíso fiscal en las Islas Vírgenes británicas

Y de nuevo, el zasca, esta vez de Gonzalo Santonja: “Yo de Almodóvar respeto mucho su cinematografía pero creo que no puede dar consejos sobre impuestos”. Santonja, sin mencionarlo, se ha referido a la vinculación de Pedro Almodóvar y de su hermano, el productor Agustín Almodóvar, dentro de los denominados “Papeles de Panamá” (conocidos en 2016), ambos como apoderados de una sociedad domiciliada en un paraíso fiscal, las Islas Vírgenes británicas, entre 1991 y 1994.

Y recordamos, para refrescar la memoria, la información de 2016 publicada por El Confidencial. El despacho suizo Unifinter dio de alta en junio de 1991 a los hermanos Agustín y Pedro Almodóvar como apoderados de una sociedad (Glen Valley Corporation) registrada en Islas Vírgenes Británicas, un territorio considerado paraíso fiscal por España. Así se desprende de los 11,5 millones de documentos del despacho panameño Mossack Fonseca, conocidos como Los Papeles de Panamá.  

Según estos registros, los hermanos Almodóvar disfrutaron de capacidad para “administrar la sociedad sin limitación alguna”. Eso incluye “llevar a cabo contratos o actos de toda clase”, “recibir o dar dinero en préstamo, comprar productos, mercancías, valores, acciones”, “abrir cuentas bancarias en nombre de la sociedad en cualquier banco”, “tener acceso a cada una y todas las cajas de seguridad“, etcétera.

En yate por el cambio climático

Y también recordamos otra de las paradojas con sello Almodóvar de hace unos años. El director de cine español apareció una campaña de la Agenda 2030 bajo el lema: “Es urgente que reaccionemos contra el cambio climático. Hay que actuar ya”.

Fue cuando las redes sociales le recordaron unas imágenes muy polémicas de 2014 en las que aparecía pasando las vacaciones en un yate de lujo. Una embarcación que “no funciona a pedales” como le recordaron los internautas. De hecho, según el portal especializado Cosas de barcos, llenar el depósito de un yate puede suponer un desembolso de entre 5.000 y 100.000 euros, teniendo en cuenta las diferencias de capacidad, así como las variaciones en el precio del combustible.

Deja tu respuesta