Saltar el contenido

Prisión para una búlgara que acuchilló a su marido mientras dormía en Tordesillas

Menos de 1 minuto Minutos

La agresora alegó ‘legítima defensa’ y que no tuvo intención de herir a la víctima tras apuñalarlo repetidas veces con un cuchillo de 17 cm

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) confirma la pena de 5 años y 8 meses de prisión por intento de asesinato a la búlgara residente en Tordesillas, Nadia B.V., por apuñalar a su marido mientras dormía hiriéndolo de gravedad en abril de 2020.

La mujer búlgara alegó legítima defensa y que apuñaló a Ricardo S.H. dormido tras una supuesta agresión previa de la víctima tras ingerir alcohol y cocaína.

Apuñalar a alguien dormido en ‘legítima defensa’ sin ‘intención de dañar’

Durante el juicio, la ciudadana búlgara matizó que la relación de pareja era “normal” aunque la misma se había deteriorado por las limitaciones impuestas por la pandemia.

Sobre el intento de asesinato, la mujer sostuvo que no tuvo intención de matar, ni siquiera de dañar al padre de su hija cuando tomó un cuchillo de 17 centímetros de hoja de la cocina y asestó a la víctima una grave cuchillada en la región epigástrica, una segunda en la espalda (escápula izquierda) y le produjo varios cortes heridas en la cabeza.

El superviviente del intento de asesinato mostró ante el tribunal de Valladolid su incredulidad ante la violenta acción de su hoy expareja, sin mediar motivo alguno, durante la madrugada del 26 de abril de 2022.

El marido decía que la relación era ‘normal, sin problemas’

La víctima, Ricardo S.H., ratificó en el juicio que su acuchillamiento se produjo mientras dormía y mostró aún su “sorpresa” por lo ocurrido, casi tres años después, porque “no había motivo” alguno para ello al tener ambos una relación “normal, sin problemas”.

El hombre recordó que la tarde del día anterior la pareja había estado en una finca consumiendo alcohol y drogas, y no fue hasta las 23.00 horas cuando volvieron a casa y, a sugerencia de Nadia B.V., ambos esnifaron una última raya de lo que la víctima creyó que era speed.

Una hora más tarde, Ricardo decidió meterse en la cama mientras su esposa y la hija de ambos, entonces de siete años, permanecían en el salón. La víctima dormía profundamente hasta que en un momento dado sintió ” un dolor muy fuerte en el abdomen”.

“Me giré y noté otro dolor muy grande en la espalda y unos golpes en la cabeza”, declaró Ricardo, quien añadió que inicialmente no supo de dónde le venían las cuchilladas hasta que vio nítidamente la cara de su mujer.

A partir de ahí, el herido aseguró no recordar nada más hasta el momento en el que lo sacaron del dormitorio unos guardias civiles.

La versión de la ciudadana búlgara agresora

Según Nadia B.V., a las 06:00 horas del día 26 de abril de 2020 llevó a su marido hasta la cama al sentirse éste indispuesto puesto que llevaba un día sin dormir y al haber ingerido gran cantidad de alcohol y drogas.

La acusada justificó las heridas de la cabeza de la víctima, porque en un momento dado el hombre “se cayó en el suelo del baño inconsciente como un saco de patatas y se golpeó la cabeza con el marco de la puerta”.

La mujer indicó que trató de reanimarle, que el hombre se recobró de repente y, supuestamente, la atacó “sin más” ,a lo que ella reaccionó yendo a la cocina y tomando un cuchillo.

Acto seguido, según la mujer, fue al dormitorio para recoger el móvil de la mesilla para llamar a su suegra, y encontró al hombre “con los ojos muy abiertos, como si nada”.

Entonces, ella, según su relato, con el móvil en una mano y el cuchillo en la otra, sufrió otro presunto ataque del hombre y rodaron por el suelo.

“En ningún momento he querido hacerle daño”, insistió la mujer, quien achacó a esa supuesta caída que su pareja acabara acuchillada en el abdomen, si bien respecto al apuñalamiento por la espalda mostró sorpresa: “Ni idea de cómo se produjo. Yo estaba en shock, no sé ni cómo salí de casa ni cómo llegué a la de mi prima”, afirmó.

La mujer búlgara indemnizará con 30.000 euros a la víctima

La Sala de lo Civil y Penal del TSJCyL, ratifica así el fallo dictado en noviembre de 2023 por la Audiencia de Valladolid, que consideró probada la tentativa de asesinato por parte de la búlgara Nadia B.V., a la que aplicó la atenuante de confesión y la agravante de parentesco.

En concepto de responsabilidad civil, Nadia B.V., debe indemnizar a su exmarido con la cantidad de 30.000 euros, al Sacyl con 6.704 euros por los gastos ocasionados en el Hospital Clínico Universitario, así como las facturas que pudieran generarse por la asistencia de urgencias y los traslados en ambulancia.

El ‘Diario de Valladolid’ recoge que, además de la pena de cárcel, Nadia B.V., no podrá comunicarse con la víctima, ni acercarse a menos de 300 metros de su domicilio y lugar de trabajo durante siete años.

Deja tu respuesta