Saltar el contenido

El jueves, ‘Referéndum’ sobre la amnistía en Ferraz con una urna separatista rescatada

Menos de 1 minuto Minutos

La Unión de Brigadas organiza una irónica votación en Ferraz el 14 de diciembre con la urna que los separatistas ataron a la estatua de la libertad de Cadaqués

La Asociación Unión de Brigadas, responsable de preservar la neutralidad del espacio público en Cataluña limpiando parafernalia independentista, ha comunicado en sus plataformas digitales que trasladará este jueves a Ferraz una urna separatista del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 para hacer una votación entre los concentrados frente a la sede socialista.

Bajo el lemas de “referéndum de la amnistía“, la Unión de Brigadas ha anunciado que llevará la urna rescatada a la concentración de Ferraz para realizar la preceptiva y bienhumorada consulta ciudadana.

Según ha informado el digital El Liberal, el cubo de plástico que ejerció de urna de votación estuvo atada a la Estatua de la Libertad en Cadaqués, antes de su rescate por los brigadistas.

Al tratarse de parafernalia separatista, los miembros de esta organización constitucionalista retiraron el cubo sobre la cabeza de la estatua de Cadaqués, tal y como proceden habitualmente con lazos, carteles, pintadas y demás simbología separatista que invade emplazamientos de uso público en localidades catalanas.

Sólo se podrá votar una vez en la urna separatista del ‘referéndum’ de Ferraz

La Asociación ha indicado en su cuenta de X, anteriormente Twitter, que, para el referéndum de Ferraz: “Llevaremos las papeletas, solamente tendréis que marcar la casilla correspondiente y depositarla en la urna. @sanchezcastejon esperamos que tengas en cuenta el resultado“.

El grupo constitucionalista catalán ha advertido que los ciudadanos presentes el jueves “Sólo tendrán la oportunidad de votar una vez“, haciendo alusión a las múltiples votaciones efectuadas por los separatistas en la esperpéntica consulta del 2017. Según adelantan los brigadistas, puede incluso participar un muñeco de Puigdemont en la votación.

La consulta tendrá la misma validez legal que el referéndum separatista de octubre de 2017 realizado en esa misma urna de plástico, con la diferencia de que para realizar la consulta del jueves no se malversará dinero público.

En aquella algarada se vivieron momentos dignos de una república bananera, como las imágenes de urnas cebadas de papeletas antes de llegar a las mesas o de votaciones múltiples en diferentes cubos sin control alguno por parte de los instigadores, que entre dichas escenas grotescas trataban de ofrecer imagen de seriedad de cara a los medios internacionales.

Deja tu respuesta