Saltar el contenido

Renfe reducirá drásticamente sus compromisos de puntualidad tras los habituales retrasos

Menos de 1 minuto Minutos

Anteriormente, la compensación total se ofrecía por retrasos de 30 minutos, pero a partir del 1 de julio se exigirá un retraso mínimo de 90 minutos

El ministro de Transportes, Óscar Puente, el rey de la red X, de los chascarrillos y de la sorna mediática, se está coronando como el peor ministro de Transportes de la historia y uno de los peores valorados por la sociedad española dada su trayectoria resumida en cientos de incidencias sobre todo relacionadas con la red ferroviaria de todo el país.

Y su fama irá ‘in crescendo’ dada la nueva media que implementará Renfe a partir del 1 de julio, en plena temporada de verano. La medida en cuestión eleva el umbral de compensación desde los actuales 30 minutos hasta los 90, afectando a todos sus trenes de larga distancia, incluidos AVE, Avlo, Alvia, Euromed e Intercity.

Esta nueva política establece que los viajeros recibirán una devolución del 50% del billete por retrasos de 60 minutos y del 100% para retrasos superiores a 90 minutos.

Este cambio según la compañía, se ha realizado para “alinearse” con la evolución del mercado ferroviario y las demandas de los usuarios, que exigen “servicios más competitivos de alta velocidad y larga distancia”.

El “desastre de las cercanías de Madrid”

Ante esta noticia, el consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, Jorge Rodrigo, ha señalado en X que “el ministro Puente, tan puntual con sus zascas en redes sociales, ha liberado a Renfe de sus compromisos de puntualidad, pero no va a indemnizar a quienes sufran retrasos. Es una política consecuente con el desastre de las cercanías en Madrid, donde solo las incidencias llegan con puntualidad y donde las inversiones van con retraso”.

Para contrarrestar esta nueva política de ‘impuntualidad’, de esta decisión y los cambios que puede acarrear en los usuarios, Renfe introducirá un sistema de puntos denominado ‘Renfecitos’. Estos puntos permitirán a los viajeros obtener un reembolso del 200% del importe indemnizable a través de la tarjeta de fidelización Más Renfe.

De manera alternativa, si los pasajeros optan por un vale de compra para otro billete, la devolución será equivalente al 150% del importe indemnizable, aplicable tanto a retrasos de 60 como de 90 minutos.

Políticas de compensación

Cabe destacar que los billetes comprados antes del 1 de julio seguirán sujetos a las políticas de compensación vigentes antes de la implementación de estos cambios. Esto significa que las condiciones anteriores se mantendrán para esos viajeros.

Con estas medidas, paradójicamente, la compañía confía en que estas medidas mejorarán la satisfacción del cliente y fomentarán una mayor fidelización a través de su nuevo sistema de puntos.

Deja tu respuesta