Saltar el contenido

Sánchez crea una nueva Dirección General para gestionar la avalancha de solicitudes de asilo

Menos de 1 minuto Minutos

El Ejecutivo justifica la creación de un nuevo organismo público por el récord histórico de peticiones de asilo en España: 118.842 en el año 2022

El Consejo de ministros ha aprobado este martes la creación de una nueva Dirección General de Protección Internacional, obligado, según argumenta, por el número histórico de solicitudes de asilo en España. A falta de conocer las cifras del presente año 2023, el récord de peticiones fue el de 2022, con 118.842 peticiones.

A propuesta del titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el Gobierno ha nombrado como nueva subsecretaria del departamento a Susana Crisóstomo, que en la anterior legislatura dirigió su gabinete ministerial.

Por su parte, Lorenzo Martínez ha sido nombrado director del Gabinete del ministro, del que hasta la fecha era miembro en calidad de asesor, en sustitución de la recién ascendida directora general, Susana Crisóstomo.

Eleva al rango de Dirección General la unidad administrativa que gestionaba solicitudes de asilo

La creación de esta nueva Dirección General adscrita a Interior, queda justificada, según argumenta el Ejecutivo, por el máximo histórico de solicitudes de asilo dirigidas a la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior.

La estrategia del Ejecutivo consiste en elevar al rango de dirección general la unidad administrativa encargada de tramitar procedimientos en materia de atención a desplazados, refugiados y apátridas.

Esta nueva Dirección General de Protección Internacional asumirá las competencias relativas a la instrucción y resolución de los expedientes administrativos sobre protección internacional y apatridia, así como las instrucción y resolución de los expedientes administrativos en casos de flujos masivos de desplazados, entre otras.

Interior argumenta en una nota de prensa que la elevación al rango de dirección general permitirá reforzar la estructura organizativa, que asume estas competencias que hasta ahora residían en la Dirección General de Política Interior.

Por su parte, la Dirección General de Política Interior seguirá ejecutando competencias en materia de procesos electorales, así como el registro y aplicación del régimen jurídico de los partidos políticos, entre otras responsabilidades.

Deja tu respuesta