Saltar el contenido

Sánchez reconoce por su cuenta el ‘estado’ palestino esquivando al Congreso para que no le tumbe su decisión

Menos de 1 minuto Minutos

El socialista también propone que Israel pierda territorio para conectar Gaza y Cisjordania y que detenga los combates contra Hamás

El escándalo agendado para hoy por un Sánchez cercado por las investigaciones sobre la presunta corrupción de sus cómplices de gobierno y de su familia ha consistido en conceder, de forma unilateral sin el control del Congreso, el reconocimiento del supuesto ‘estado’ palestino.

Sánchez ha escenificado desde Moncloa lo que desde Hamás calificaron como ‘consecuencia de los benditos atentados‘ con una declaración institucional en la que reconocía oficialmente un ‘estado’ palestino que debe tener “Jerusalén Este como su capital”.

Se dio la circunstancia de que el mismo Sánchez, impostando solemnidad, advirtió que hablaría usando el castellano y el inglés por el calado de su decisión unilateral; pero una decisión de semejante importancia no mereció el control del Congreso, donde sabía que se la iban a tumbar.

También propone pérdidas territoriales para Israel

El socialista también propuso que Israel pierda territorio para crear un corredor que conecte Gaza y Cisjordania “con Jerusalén Este como su capital y unificadas bajo el Gobierno legítimo de la Autoridad Nacional Palestina (ANP)”.

Sánchez afirmó en primer término que “no corresponde a España definir las fronteras de otros países”, para acto seguido decir lo contrario, que “No reconocemos cambios en las líneas fronterizas de 1967 que no sean los acordados por las partes”.

El socialista tachó su medida unilateral como “una decisión histórica” y especuló que era “la única solución posible para alcanzar un futuro de paz: un Estado palestino que conviva con Israel en Paz”.

Para sostener su decisión unilateral sin pasar por el Congreso, donde no disponía de mayoría para aprobarla, Sánchez se remitió a resoluciones de la ONU y el supuesto posicionamiento de la UE.

Sánchez dice que reconocer el ‘estado’ palestino ‘no va contra Israel’

En contraste con las llamadas al exterminio de los israelíes por parte de integrantes del propio gobierno de Sánchez, el socialista afirmó en su comparecencia que su reconocimiento unilateral “no va contra nadie“, “menos contra Israel”, un país “amigo” con el que dijo querer mantener “la mejor relación posible”.

Del mismo modo, en contraste con las felicitaciones a Sánchez de los terroristas de Hamás y el régimen talibán, el socialista sostuvo que su “decisión refleja también nuestro rechazo total a Hamás, una organización terrorista que está en contra de la solución de dos Estados”, añadió sin aludir a las masacres perpetradas contra la población israelí o los brutales asesinatos de dos españoles.

En ese sentido, mientras el ejército israelí trata de destruir Hamás, que inició la guerra, para que no vuelva a perpetrar masacres, Sánchez hizo un llamamiento “a un alto el fuego permanente, a la entrada de ayuda humanitaria y a la liberación inmediata de los rehenes israelíes en manos de Hamás”.

El ‘gobierno legítimo’ que paga por matar

El socialista no mencionó que la ayuda humanitaria sí entra en Gaza, pero Hamás dificulta su distribución cuando no se la roba a los propios civiles palestinos, del mismo modo que los usa de escudos humanos y dificulta con violencia que evacúen zonas donde se desarrollan los combates.

Sánchez tampoco mencionó que la ANP que calificó de “gobierno legítimo” palestino retiene el poder hace décadas sin convocar elecciones tras sostener una guerra civil con Hamás, que financiada por Irán instauró su propio régimen terrorista en Gaza.

En ese sentido, el Centro Simon Wiesenthal alertó que “Incluso la Autoridad Palestina, que muchos observadores consideran ‘moderada‘, glorificó las masacres del 7 de octubre y continúa recompensando el terrorismo a través de su ley de ‘Pagar para matar’, recibiendo ahora el premio del reconocimiento de Noruega, España e Irlanda, que no han hecho ningún comentario sobre esta ley”.

Además, recordó el Centro a los tres gobiernos, han reconocido ese ‘estado’ sin “exigir que la ANP detenga la demonización de los judíos en sus planes de estudios escolares, que ha inducido a generaciones de niños a una cultura de muerte. En lugar de llevar a las partes a la mesa de negociaciones, estos tres miembros de la Unión Europea han enviado una señal de que el terrorismo paga”.

Los delirantes bandazos internacionales del Gobierno socialista

El mismo Sánchez que ayer aseguró a Volodímir Zelenski ayuda militar para afrontar la invasión rusa, hoy regaló una victoria diplomática a los terroristas que llaman al extermino de los judíos, como el presidente ucraniano.

Por otra parte, Sánchez sextuplica el monto prometido a Zelenski con las adquisiciones de gas licuado a Rusia, por lo que el socialista contribuye en mayor medida a financiar la invasión de Ucrania.

Como colofón autoritario, Sánchez ha decidido unilateralmente ambas medidas evitando que se debatan y voten en el Congreso a pesar de su calado y sus consecuencias para España, con una opacidad y falta de concreción denunciadas por la oposición.

Deja tu respuesta