Saltar el contenido

Sánchez y el jefe de gobierno de Marruecos acuerdan ‘impulsar la agenda bilateral acordada’

Menos de 1 minuto Minutos

La llamada telefónica de Marruecos es la excusa de Sánchez para justificar que su ausencia de la cena de trabajo de la UE en el Elíseo

Pedro Sánchez, y el primer ministro marroquí, Aziz Ajanuch, han mantenido a última hora de la tarde una conversación telefónica donde acordaron “impulsar” la agenda bilateral acordada entre ambos países, con apertura de aduanas en Ceuta y Melilla, entre otras cuestiones.

La llamada de Marruecos es la excusa argumentada por Sánchez para justificar que su ausencia de la cena de trabajo de la UE en el Elíseo, aunque le corresponde a él la presidencia de turno de la Unión.

Sánchez resalta la ‘importancia de la amistad entre España’ y el reino alauí

Según ha recogido Europa Press, Sánchez quiere “impulsar la agenda bilateral ya acordada y explorar las nuevas oportunidades que ofrece esta relación renovada”, en alusión al volantazo que protagonizó el socialista, favorable a las exigencias del reino alauí, en sentido contrario de décadas de política exterior española.

Sánchez calificó su decisión del seguidismo del plan marroquí para el Sáhara como “la base más seria, creíble y realista” para una solución al conflicto, sustanciada en una hoja de ruta pactada entre el socialista y Mohamed VI el 7 de abril de 2022.

El gobierno describe como un ‘éxito’ la agenda bilateral negociada con Mohamed VI

La Reunión de Alto Nivel (RAN) del pasado febrero en Rabat ha servido para reafirmar la voluntad de ambos gobiernos de avanzar en una ‘hoja de ruta’ que, según el Gobierno socialista, está siendo un “éxito” amparado e los datos comerciales y en la supuesta reducción de la invasión migratoria que llega desde costas marroquíes.

No se ha revelado tampoco si el ejecutivo hará algo frente a la política marroquí de hechos consumados en su intrusión en aguas de Canarias. Siguiendo la tónica del gobierno socialista, sólo se conoce la existencia de dos reuniones bilaterales de grupos de trabajo, pero reina la opacidad sobre acuerdos de delimitación de las aguas territoriales de la fachada atlántica.

Deja tu respuesta