Saltar el contenido

Santiponce: una menor de 16 años esconde a su bebé muerto en un armario

Menos de 1 minuto Minutos

Los padres, ambos menores, ocultaron el embarazo y el parto a la familia, pero la hemorragia sufrida por la madre la obligó a ir al hospital

El juzgado de Instrucción nº6 de Sevilla está investigando la muerte de un bebé neonato que las autoridades encontraron la noche del pasado martes dentro de un armario en una vivienda de Santiponce.

El descubrimiento tuvo lugar después de que la madre, de 16 años, acudiera de urgencia al hospital Virgen del Rocío de Sevilla con una hemorragia grave tras haber dado a luz.

La menor informó a los médicos que acababa de alumbrar en su domicilio y sospechaba que el bebé estaba muerto. El hospital alertó a emergencias y médicos y policías se personaron en la mencionada casa de Santiponce, que pertenecía a los abuelos paternos del bebé.

Encontraron al padre, también menor, durmiendo en el sofá

Al llegar a la casa, encontraron al padre del bebé, también de 16 años, durmiendo en un sofá y al neonato envuelto en una toalla dentro de un armario. Los médicos no tuvieron posibilidad de salvar su vida.

Mientras la madre recibía atención médica en el hospital, los agentes de la Policía Científica inspeccionaron la casa y encontraron signos de que se habían intentado limpiar los rastros del parto.

La madre ha quedado ingresada en el Hospital de la Mujer, la Policía Nacional derivó el caso a la Guardia Civil y el juzgado ordenó el levantamiento del cadáver alrededor de las 2:30 horas del miércoles.

Ocultaron el embarazo y el parto en el dormitorio de la casa de Santiponce

El cuerpo del bebé fue llevado al Instituto de Medicina Legal de Sevilla para realizarle una autopsia y determinar las causas de la muerte y si nació con vida.

Según informa el Diario de Sevilla, las primeras concusiones de la autopsia apuntan a que el neonato murió de una insuficiencia cardiorrespiratoria aguda.

Fuentes del caso detallaron al citado medio que ahora se realizan pruebas para determinar si el bebé niño nació muerto por tragar líquido amniótico o cualquier otra circunstancia durante el alumbramiento, o murió tras el parto.

La Guardia Civil, encargada de la investigación, descubrió que los padres habían ocultado el embarazo durante meses y también intentaron esconder el parto. La hipótesis principal en este momento es que la muerte del bebé fue un homicidio por imprudencia.

Deja tu respuesta

Posts del Foro