Saltar el contenido

Condenada a dos años de cárcel por cobrar durante 21 años las dos pensiones de su abuela fallecida

Menos de 1 minuto Minutos

Cajasur, también condenada como responsable civil subsidiario en el fraude a la Seguridad Social por no comprobar la pervivencia de la pensionista

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Córdoba, condenando a una mujer a dos años de prisión por fraude a la Seguridad Social al recibir ilegalmente durante más de 21 años dos pensiones de su abuela fallecida, una de jubilación y otra de viudedad.

El fraude a la Seguridad Social ocurrió desde el fallecimiento de la anciana en enero de 1994 hasta que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) recibió la información del deceso en octubre de 2016.

Los magistrados del TSJA señalaron que ni la nieta ni nadie más comunicó el fallecimiento de la pensionista, actuando como si estuviera viva durante más de 22 años.

Durante este lapso, la mujer obtuvo 147.928,09 euros utilizando el DNI de su abuela y afirmando falsamente que estaba viva. Posteriormente, reintegró 34.799,50 euros a la Seguridad Social al descubrirse el fraude.

Cajasur, condenada a reintegrar los 113.000 euros que la condenada no ha devuelto

El TSJA también rechazó el recurso de Cajasur y confirmó su responsabilidad civil subsidiaria en el fraude, que se extendió por más de 22 años.

La entidad bancaria fue declarada responsable de reintegrar los 113.128,59 euros que la condenada no devolvió, ya que tenía la obligación, según una Orden Ministerial de 1996, de informar anualmente al INSS sobre la pervivencia de la pensionista.

Los magistrados criticaron la falta de diligencia de Cajasur en verificar la supervivencia de la pensionista, resaltando que la entidad tenía medios para hacerlo, como requerir la presencia personal de la pensionista con su DNI o solicitar documentos médicos actualizados si no podía desplazarse.

Según recoge ‘Confilegal’, los magistrados advirtieron que: “La relajación del Cajasur en el caso resulta indisculpable y no compensable por la inactividad del INSS en comprobar por sus medios si la anciana vivía, función que por norma reglamentaria estaba delegada en el Banco”

Deja tu respuesta