Saltar el contenido

Sobornos, tráfico de influencias y enriquecimiento ilegal; algunos de los delitos que salpican a Joe Biden

Menos de 1 minuto Minutos

Los delitos del impeachment a Biden están vinculados a los supuestos negocios ilícitos de su hijo, según las informaciones, se trata de toda una trama familiar 

El líder de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy, ha ordenado el inicio de una investigación para determinar si el presidente Joe Biden obtuvo algún beneficio de los negocios de su hijo Hunter. McCarthy argumentó su acción afirmando que hay “alegaciones de abuso de poder, obstrucción y corrupción” relacionadas con las actividades comerciales de Hunter Biden, quien podría ser acusado por la Justicia a finales de este mes por evasión de impuestos y tenencia ilegal de armas.

Una posible destitución de Biden no necesariamente significaría el fin del cargo presidencial, pero sí salvaría el liderazgo de McCarthy. Éste se enfrenta a una enorme presión de una fracción de su partido, quienes tienen una total oposición al presidente. Si McCarthy no toma alguna medida para iniciar la investigación contra Biden, es muy probable que esta facción lo destituya, y la Cámara de Representantes caiga nuevamente en un caos como el que sucedió en enero de este año. Entonces, fue necesario 15 votos para confirmar a McCarthy como líder de la Cámara, algo que no se había visto desde 1860, justo antes de la Guerra Civil que tuvo lugar en Estados Unidos para abolir la esclavitud. 

McCarthy ha optado por una estrategia poco común al ordenar una investigación sobre Joe Biden sin un voto del pleno de la Cámara. Esto se debe a la oposición del sector centrista republicano al juicio político, sosteniendo que no hay fundamentos para llevarlo a cabo. Los tres comités encargados de esta investigación estarán bajo el control de los miembros del Caucus de la Libertad, que es la fracción más conservadora del Partido Republicano. 

Si la Cámara decidiera aprobar un proceso de impeachment, es improbable que se llevara a cabo. Con una mayoría republicana mínima de cinco escaños en el pleno, algunos congresistas de este partido podrían votar en contra. Si el impeachment fuera aprobado, pasaría al Senado para discutir la destitución de Biden. No obstante, esto resulta poco probable ya que los demócratas tienen la mayoría en la cámara y varios influyentes senadores republicanos, incluyendo al líder de la facción, Mitch McConnell, se oponen a esta medida.

Los conservadores del Partido Republicano han provocado un movimiento de impeachment que movilizará a sus bases. Esto, sin embargo, podría también atraer a los electores demócratas para las próximas elecciones de 2024, algo que los republicanos moderados y el Senado desean evitar. 

Los “negocios turbios” de la familia Biden 

Un estudio llevado a cabo este año por el Comité de Supervisión descubrió que la familia Biden y sus asociados habían acumulado al menos 20 millones de dólares de fuentes extranjeras, entre ellas los compañeros comerciales de Hunter Biden en China, Rusia y Ucrania.

Sin embargo, el proceso de ‘impeachment’ otorgaría a los legisladores del Congreso una mayor autoridad legal para obtener los registros financieros de la familia Biden y acudir a los tribunales para hacer cumplir las citaciones de registros que posee el gobierno.

Un sondeo de la CNN publicado la semana pasada mostró que el 61% de los estadounidenses consideran que Joe Biden tuvo alguna participación con los negocios de su hijo, con el 42% de ellos creyendo que actuó ilegalmente. Una encuesta de Harvard-Harris llevada a cabo en mayo informó que el 53% de la población piensa que Joe Biden estaba “implicado en una trama ilegal de influencias con su hijo”.

Los miembros del Congreso del Partido Republicano han instado a varias agencias gubernamentales a presentarles documentos y testimonios sobre el papel desempeñado por Joe Biden en los asuntos de la familia

Deja tu respuesta