Saltar el contenido

Suspendido el desarrollo de 13 parques eólicos en Galicia para evitar los daños ambientales

Menos de 1 minuto Minutos

El TSXJ decreta la suspensión cautelar al prevalecer la prevención de los daños ambientales sobre la producción de energía, salvo que se acredite lo contrario

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) decreta la suspensión cautelar de 13 parques eólicos tras la sentencia emitida por el Tribunal Supremo (TS) el pasado diciembre en la que prevalece la prevención de daños ambientales sobre la producción de energía, salvo que se acredite lo contrario.

Organizaciones medioambientalistas recurrieron en su momento las autorizaciones otorgadas por la Xunta a estas instalaciones basándose en las discrepancias entre los plazos de exposición pública de los proyectos y el momento en el que el público dispone de los informes sectoriales de entes como los concellos, Patrimonio Natural o Augas de Galicia.

El TSXG adopta así el criterio del TS a la hora de decidir sobre medidas cautelares respecto a parques eólicos y decreta la anulación temporal “para evitar que el lapso de tiempo que transcurre hasta el pronunciamiento judicial firme suponga la pérdida de la finalidad del proceso”.

En los autos, la Sala destaca la prevalencia de los principios de cautela, prevención y precaución en materia medioambiental y su preponderancia sobre la captación y transporte de energía eléctrica, salvo que se acredite el interés general que para el sistema eléctrico tenga la ejecución del parque eólico analizado en cada caso en concreto.

Se tuvo en cuenta que el riesgo de retrasar la decisión puede hacer inoperante una sentencia definitiva

La sentencia incide en que el presupuesto de la medida cautelar es la pérdida de la finalidad del efecto de la sentencia, esto es, que la tardanza en dictar un pronunciamiento sobre la cuestión de fondo pueda hacer inoperante lo decidido.

En otros términos, se tuvo en cuenta el riesgo de no tomar la decisión cautelar para asegurar que la futura sentencia pueda llevarse a la práctica de modo útil, así como la valoración de los daños que podría ocasionar la construcción de los parques.

Los jueces tienen en cuenta la pérdida de la finalidad legítima del recurso y la ponderación de los intereses en conflicto en cada caso concreto, donde debe prevalecer el que resulte más digno de protección: prevenir daños ambientales en este caso.

El tribunal tuvo en cuenta información objetiva proveniente del Ministerio para la Transición Ecológica, el cual ha delimitado áreas no recomendadas para la instalación de la energía eólica por los daños ambientales, así como informes sobre hábitats prioritarios y de interés comunitario.

Lista de medidas cautelares aprobadas y denegadas por el TSXG

En concreto, el TSXG ha adoptado las medidas cautelares solicitadas respecto a los siguientes parques eólicos:

Monte Neme (Carballo y Malpica de Bergantiños); Zamorra (Agolada); Touriñan III-2 (A Estrada, Cuntis y Campo Lameiro); Pico Seco (Lalín y O Irixo); Figueiras (Mondoñedo, Alfoz y Valadouro); Reboiro (Baralla, Castroverde y O Corgo); Rodeira (Vila de Cruces y Lalín); O Cerqueiral (Cabana de Bergantiños, Coristanco y Santa Comba); Chao do Marco (Becerreá); Felga (Aranga, Coirós y Oza-Cesuras); Serra do Faro (Rodeiro, Dozón, San Cristovo de Cea y Piñor); Monte Peón (A Lama); y As Encrobas (Cerceda, Carral y Ordes).

El alto tribunal gallego ha desestimado las pretensiones de suspensiones cautelares de los siguientes parques:

Vilartoxo (A Baña y Val de Dubra); Neboada (A Rúa, A Pobra de Trives, San Xoán de Río, Vilamartín de Valdeorras, Quiroga y Ribas de Sil); y O Cerqueiral (Cabana de Bergantiños, Coristanco y Santa Comba).

Deja tu respuesta