Saltar el contenido

Un magrebí apuñala a un Policía en una comisaría de Pontevedra

Menos de 1 minuto Minutos

El atacante, muy alterado, entró armado con un cuchillo y un cúter en la comisaría de la Policía Nacional en Pontevedra e hirió a un agente

Policía herido por un magrebí en Pontevedra. Agentes de la Policía Nocional de Pontevedra ha detenido esta mañana a un magrebí que, notablemente alterado y violento, entró en una comisaría armado con un cuchillo y un cúter.

Cuando los agentes de la puerta trataron de reducirlo, terminó hiriendo en un hombro a uno de ellos. El detenido tiene de 26 años, es de origen marroquí y nacionalidad española. Fue trasladado a los calabozos de la misma comisaría.

El agente, herido leve, fue por su propio pie al al Hospital Miguel Domínguez.

Irrumpió el la comisaría armado y en estado de agitación

El ataque tuvo lugar alrededor de las 13.30 horas de este martes, en la comisaría ubicada en la calle Joaquín Costa de Pontevedra.

El digital Pontevedra Viva, citando fuentes policiales, ha relatado que un pariente del detenido se encontraba en la comisaría realizando un trámite relacionado con extranjería, momento en el cual un individuo entró enarbolando un cuchillo y el cúter.

Según testigos presenciales, el sujeto se comportaba con gran agitación, corría de un lado a otro sin atender a razones y blandiendo las armas que portaba. Los agentes que se encontraban en ese momento en la entrada intentaron reducirlo, pero acabó hiriendo a uno de ellos con un cuchillo.

La Policía Nacional está investigando los sucesos y también registró el coche de los familiares del detenido, estacionado en los alrededores.

No ha trascendido el motivo del ataque de Pontevedra

El ataque, cuya motivación no ha trascendido todavía, se ha producido en plena alerta cuatro antiterrorista y a dos días del fallecimiento en acto de servicio de un Policía Nacional en Andújar.

El pasado domingo, un Policía perdió la vida durante una intervención para reducir a un individuo, con estado mental alterado, que también portaba un cuchillo y un martillo.

Las circunstancias de estos días han generado una controversia duradera, habida cuenta de la desprotección y el señalamiento que sufren los agentes si usan el arma para defender sus vidas.

El ataque de Pontevedra no ha hecho sino evidenciar las reivindicaciones de los sindicatos policiales respecto al modelo policial obsoleto ante ciertos delitos.

Deja tu respuesta