Saltar el contenido

Un marroquí degüella a su padre, imán de Roses, porque ‘El diablo está en casa’

Menos de 1 minuto Minutos

El asesino mató a su víctima con un cuchillo de cocina en la vivienda familiar de Vilafant. Le dijo a la Policía que fue por causa del diablo

“El diablo” está en casa, fueron los gritos que un magrebí profirió antes de asesinar a su padre. Los Mossos d’Esquadra han detenido este lunes a un marroquí de 22 años tras, presuntamente, degollar a su padre en su residencia en Vilafant (Gerona). El padre, de 50 años de edad, era el imán islámico de dos mezquitas de la localidad de Rosas, en Gerona.

Los Mossos han explicado en un comunicado que, pasada la medianoche del domingo al lunes, recibieron la notificación de una agresión en una casa de Vilafant. Al llegar a la vivienda, los agentes hallaron a la víctima fallecida y al presunto asesino atrincherado en el baño. El sospechoso se negó a salir en un principio, afirmando que el “diablo” estaba en la casa.

Como el marroquí no colaboraba con la Policía, se precisó la intervención de los agentes del ARRO. Finalmente, ante el temor de que el sujeto se dañe a sí mismo, los agentes forzaron la puerta y lo redujeron.

Sobre las 7:30 de la mañana del lunes, la comitiva judicial y los Mossos d’Esquadra salieron de la vivienda tras concluir su trabajo en el escenario del crimen. Agentes del Área de investigación Criminal (AIC) de la policía catalana investigan el caso, que se encuentra bajo secreto de sumario por orden del juez de guardia.

Asesino con antecedentes psiquiátricos

El agresor convivía en la casa con sus padres, su tío y tres niños. La familia está empadronada en Vilafant desde 2019, pero la madre y los menores se encontraban fuera de España cuando se cometió el crimen. El Diari de Girona recoge fuentes de la comunidad musulmana que explican que el asesino tiene antecedentes psiquiátricos y llegó a estar ingresado.

Precisamente, la víctima llevó a su hijo el sábado al hospital de Figueras, porque estaba muy alterado tras dejar su medicación. Se da la circunstancia de que la Policía Local de Vilafant y los Mossos habían visitado en más ocasiones la casa por escándalos y discusiones similares.

Entre las 21:00 y las 22:30 del domingo 16 de julio, los vecinos del edificio alertaron sobre gritos que salían de la vivienda, proferidos por el detenido, relativos a que “el diablo estaba en la casa” y quería echarle. El padre llegó a la casa sobre la medianoche, tras cumplir sus obligaciones como imán de dos mezquitas de Roses, y fue cuando discutió con su hijo y sufrió la cuchillada mortal.

El sospechoso le apuñaló en el cuello con un cuchillo de cocina. El ataque se produjo por la espalda, en el pasillo de la casa, en lo que parece una persecución del marroquí a su padre. El cuerpo de la víctima presenta en la espalda heridas punzantes que parecen infligidas con un destornillador. Luego, el agresor se encerró en el baño.

Tras la intervención del ARRO, el magrebí ha sido detenido y posteriormente evaluado para esclarecer si sufrió algún brote psicótico. En todo caso, la comitiva judicial descartó recurrir al detenido, por su estado, para llevar a cabo la reconstrucción del crimen.

El Instituto de Medicina Legal y Forense de Gerona se ha encargado de realizar la autopsia de la víctima y después se repatriará el cuerpo a Marruecos.

4 Comentarios

  1. QueFachaTengo
    julio 17, 2023 @ 9:00 pm

    Es su cultura, hay que respetarla…

  2. Juan Garcia
    julio 17, 2023 @ 10:01 pm

    Lo que tenemos que aguantar.

  3. Sergio1977
    julio 18, 2023 @ 11:32 am

    Bueno, en algo tenía razón: el diablo estaba en casa, era él mismo.

    • Pepe Viriolo
      julio 18, 2023 @ 11:55 am

      Qué pronto salen los problemas mentales cuando el delincuente pertenece a una minoría de seres de luz…

Deja tu respuesta