Saltar el contenido

Una jueza otorga la custodia compartida a una madre secuestradora

Menos de 1 minuto Minutos

El fallo se produce meses antes del inicio de la vista oral de la mujer por sustracción de los menores y abandono (por absentismo escolar)

Una jueza de Sevilla ha otorgado la custodia compartida a una madre secuestradora que se fugó a Portugal con sus dos hijos en 2021. El fallo del Juzgado de Primera Instancia número 17 de Sevilla se produce antes de la celebración del juicio por la sustracción de los menores, previsto para junio de 2024.

La mujer, Cristina Mariscal, será enjuiciada por fugarse con los menores, entonces con 14 y 12 años, y estar en paradero desconocido en Portugal más de 20 días. La madre tomó esa decisión cuando, a petición suya, el juzgado no retiró la patria potestad al padre, que quería vacunar a los menores contra el Covid.

La madre se enfrenta a una petición fiscal de dos años de prisión, además de posible penas de inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad por dos delitos: uno de sustracción de menores y otro de abandono, en su vertiente de absentismo escolar.

Pese a estos antecedentes, la jueza decidió que la custodia de los menores, que hasta ahora recaía en el padre, debe ser compartida entre el progenitor y la madre.

La jueza decidió que la madre se ocupe de la educación de los menores, y el padre se ocupe de la salud y el psicólogo

Para la jueza, como los padres no se ponen de acuerdo “en los asuntos relativos a sus hijos” y esto está causando “perjuicios” a los menores, se acuerda “distribuir las funciones de la patria potestad” entre ambos.

De esta forma, la madre adoptará las decisiones relativas a la educación de los niños y el padre se encargará de las relativas a salud (con inclusión de tratamiento psicológico de los menores) durante un plazo de dos años.

El padre de los niños, David Kau, recurrirá la decisión de la jueza ante la Audiencia de Sevilla, pero su abogado es consciente de que puede tardar más de un año y decidir. “¿Y qué pasa con los niños mientras tanto?”, se pregunta el letrado.

El abogado del padre se ha mostrado sorprendido con la decisión de la jueza, ya que la madre no se ha arrepentido de haber secuestrado a sus hijos y se ha opuesto a todas las soluciones que se le han planteado.

En cambio, el padre nunca se ha negado a que sus hijos vean a su madre y ha respetado en todo momento que sus hijos estuvieran con la madre los fines de semana alternos y mitad de periodos vacacionales, como estableció la sentencia en febrero de 2023.

La secuestradora intentó quitar la patria potestad a padre, sin éxito

Según relata El Mundo, la secuestradora sustrajo a los menores con el pretexto de que no les vacunaran del Covid, pero no recibieron tampoco el resto de vacunas correspondientes por su edad ni tuvieron escolarización durante la fuga.

Antes de la sustracción, la madre pidió la patria potestad de sus hijos y que se revocara la custodia compartida que mantenía con el padre para ser ella en exclusiva quien decidiera sobre la vacunación de los menores. Como el Juzgado de Familia le dio la razón al padre, la madre decidió fugarse de España con los niños.

El pasado 4 de noviembre de 2021, el abogado de la madre envió un burofax al padre, informándole que incumplirá el reglamento de visitas establecido en la custodia compartida para evitar que los menores recibieran la vacuna, ni tampoco acudirían a su colegio en Mairena del Aljarafe.

Para el letrado de la madre, ella no es una secuestradora, aunque el padre la ha denunciado por ese delito tras pasar casi dos meses sin ver a sus hijos y varios días de diciembre de 2021 sin poder hablar con ellos por teléfono, ni saber su paradero.

Cuando la Guardia Civil localizó a la mujer, al verse cercada regresó a España en enero de 2022 y se personó en los juzgados de Sevilla.

El abogado de la madre secuestradora argumenta que ella tomó su decisión por un informe forense que “confundía” la vacunación de los menores con la de los ancianos, y se plantea denunciar al forense por supuesto falso testimonio.

Deja tu respuesta