Saltar el contenido

Valencia: condenada a 29 años de cárcel la mujer que asesinó a su pareja con laxantes

3 Minutos

La conocida como ‘envenenadora de los laxantes’, Mari Carmen B. G., se apropió del dinero de la víctima aprovechando su situación de desvalimiento

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a penas que suman 29 años de prisión a Mari Carmen B. G., la mujer acusada de asesinar a su pareja tras suministrarle durante meses laxantes mientras se hallaba hospitalizado, así como de apropiarse de su dinero.

La sentencia declara a Mari Carmen B. G. culpable de un delito de asesinato con agravante de parentesco, por el que le impone 23 años de prisión, y de un delito continuado de estafa agravada, penado con otros seis años.

Se aplica así el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular el pasado 18 de junio, y puede apelarse ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Le administró laxantes cuando estaba ingresado para matarlo

Los hechos ocurrieron entre los meses de septiembre de 2020 y abril de 2021, cuando la víctima, un hombre de 69 años llamado Salvador Vendrell, ingresó en el Hospital IMED de Valencia por causa de diversas patologías que sufría.

Tal y como declara probado la sentencia, Mari Carmen B. G. administró de manera continuada y de forma intencionada laxantes a Vendrell “sabiendo y aceptando que con ello le podría causar la muerte”.

La ingesta de esos medicamentos causó al paciente un cuadro de diarrea crónica y funcional refractaria a cualquier tipo de tratamiento, así como una deshidratación y un deterioro progresivo e irreversible de su estado que motivó su ingreso en la UCI en marzo de 2021 por un shock séptico severo y que fue determinante para que falleciera el 16 de abril de ese mismo año.

Aisló al hombre de su familia para tenerlo a su merced y robarle el dinero

Mari Carmen B. G., que ejercía de acompañante y cuidadora de su compañero sentimental durante su estancia hospitalaria, se apropió del teléfono del hombre y desaconsejó a los hijos de éste que fueran a verlo.

Ello le permitió quedarse a solas con él y administrarle los laxantes sin que el propio perjudicado, sus familiares o los médicos pudieran darse cuenta, según la resolución judicial.

La Audiencia considera probado que, desde octubre de 2020 y hasta el fallecimiento de la víctima, Mari Carmen B. G. realizó diferentes operaciones económicas para apropiarse del dinero de su pareja sin el consentimiento de ésta y aprovechándose de “su situación de desvalimiento”.

En concreto, llevó a cabo 152 extracciones de dinero en cajeros bancarios por un total de 88.110 euros con las tarjetas de crédito de su compañero, suscribió dos préstamos a su nombre e hizo múltiples compras en establecimientos comerciales.

La sentencia la condena por ello a pagar en concepto de responsabilidad civil 135.517 euros por esas cantidades defraudadas, que deberán destinarse a la herencia del fallecido. Igualmente, le impone el pago de sendas indemnizaciones de 30.000 euros a los dos hijos de su víctima por daños morales.

Deja tu respuesta